Un equipo profesional de Counter-Strike, desmantelado por completo por el uso de trampas

Desde el pasado jueves 18 de octubre hasta el domingo 21 del mismo mes, ha tenido lugar el eXTREMESLAND ZOWIE Asia CS:GO 2018, uno de los mayores torneos de Counter-Strike: Global Offensive de la región asiática. Jugadores de diferentes partes de la zona se han reunido en Shangái para dar lo mejor en partidas LAN; pero hay quienes estaban dispuestos a hacer de todo para ganar. Ese ha sido el caso de Forsaken, también conocido como Nikhil Kumawat, al que los jueces del torneo pillaron haciendo trampas con un hack.

En concreto, el miembro del equipo OpTic India estaba usando aimbot, uno de los hacks más populares dentro del género Shooter. Usando este, el jugador apunta automáticamente a las cabezas de los rivales, lo que le facilita sobremanera acabar con ellos sin tener que preocuparse por apuntar. Fue en una partida contra el equipo Revolution donde los jueces se dieron cuenta de que sucedía algo raro y procedieron a examinar su equipo. En ese mismo instante, Nikhil intentó eliminar los archivos con las pruebas, pero el mismo equipo del torneo se lo impidió y terminó de dejarlo en evidencia, como se puede ver en este tweet.

Esto provocó la expulsión automática de OpTic India del torneo, pero las consecuencias han ido más allá del eXTREMESLAND ZOWIE Asia CS:GO 2018. En un comunicado, la organización del equipo ha asegurado que «estamos totalmente en contra de cualquier tipo de trampa, ya que no solo mancilla al equipo, sino que también daña la integridad de la competición en toda la región». En consecuencia, han decidido «terminar el contrato de Nikhil 'Forsaken' Kumawat» y, además, «sacar al resto del equipo para que persigan nuevas oportunidades con otras opciones». Dicho con otras palabras, han desmantelado el equipo por completo.

Mientras sus compañeros ahora intentan buscar un nuevo lugar en el que jugar, Forsaken puede quedar vetado de por vida de cualquier torneo de Counter-Strike, dado que se le ha pillado en más de una ocasión haciendo trampas. Estas prácticas están cada vez más perseguidas dentro y fuera de los Esports, pero hay quienes siguen sin escarmentar.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar