Un estudiante canadiense pierde 101 kilos jugando a Rock Band



Mike Rodwell, un estudiante de 23 años de Hamilton (Ontario), ha perdido 101 kilos gracias a un “entrenamiento” basado en la práctica diaria con el juego Rock Band.

A pesar de su corta edad Rodwell llegó a alcanzar los 228 kilos, un peso que, según tajante consejo médico, debería reducir si pretendía “llegar con vida a los 24”. El crítico diagnóstico le fue hecho a Rodwell a los 22, tras lo cual comenzó una dieta, aunque según él mismo, han sido las continuas sesiones con el juego Rock Band lo que le ha hecho perder peso.

"Aunque parezca estúpido el incorporar un videojuego a tu plan de entrenamiento, te sorprenderías de cuantísimas calorías se queman tras dos horas tocando la batería”, afirmó en declaraciones al medio DailyRecord.Co.Uk, ante quien narró su historia: "Yo había tenido sobrepeso desde que tenía 11 años y estaba empezando a preocupar a mi familia y amigos. Llevaba jugando a Rock Band unos cuatro años, pero ví a un tipo en de Estados Unidos en internet que había perdido un montón de peso por jugar mucho. Me inspiró tanto que empecé a jugar dos horas al día para tratar de convertirlo en un entrenamiento".

"Un día, jugué todas las canciones de mi lista durante ocho horas y estaba hecho polvo. En una sesión puedo quemar 1000 calorías, utilizando los brazos para los tambores y los pies en los pedales. Mi padre me ayuda cantando y hemos gastado alrededor de 800 libras (unos 960 €) en canciones y ya tengo unas novecientas para su usar en mi entrenamiento. Mis favoritas son No Stop Me Now de Queen y American Idiot de Green Day".

"Así como mis sesiones de juego con Rock Band, ahora también voy al gimnasio y cuido lo que como. Rock Band ha jugado un papel muy importante en mi pérdida de peso y demuestra que los juegos de ordenador no siempre te hacen perezoso", afirmaba, orgulloso.

Publicaciones relacionadas

Cerrar