Un estudio asegura que los juegos de simulación real pueden ayudar a los padres a conocer a sus hijos

Los videojuegos nos ayudan, igual que muchas otras artes, a convertirnos virtualmente en personas que no somos pero de las que queremos disfrutar su experiencia, y también nos plantean situaciones reales en las que optaríamos por hacer lo que haríamos en nuestra propia vida.

Gracias al portal EFE Futuro, nos enteramos del estudio realizado por Luis Torres, psicólogo del BIEM, encargado por Nintendo a propósito del juego de simulación de la vida real Animal Crossing en niños mayores de 3 años.

Los resultados del estudio arrojaron a la luz que los juegos de simulación de la vida pueden ayudar a los padres a conocer cuáles son las ideas que tienen sus hijos ante conceptos tan complejos como el ahorro, la gestión de recursos, el cuidado de las cosas que han ganado con esfuerzo, o el sacrificio personal para mejorar el de la comunidad.

En palabras del psicólogo: “Hay que dejar que el niño ponga sus normas, no es aconsejable que los padres intervengan demasiado, ya que es una forma de saber cómo les gustaría que fuese su mundo y cómo entienden y afrontan los problemas ellos solos”.

Eso sí, si veis que vuestro hijo jugando a los Sims, les quita a sus avatares la escalera de la piscina, sospechad…

Ahora en serio, ¿Qué pensáis sobre el tema de la influencia de los videojuegos educativos y de simulación sobre los peques de la casa?

Publicaciones relacionadas

Cerrar