Un estudio asegura que los videojuegos de plataformas son mejores para el cerebro que tocar el piano

Un estudio asegura que los videojuegos de plataformas son mejores para el cerebro que tocar el piano

La idea de los videojuegos como algo nocivo para nuestro organismo o incluso nuestra salud mental es algo que se ha extendido considerablemente en todo este tiempo; sin embargo, cada vez hay más estudios que defienden totalmente lo contrario. Sin ir más lejos, hace poco nos hacíamos eco de una investigación franco-española sobre sus beneficios con respecto a la capacidad lectora del jugador. Ahora tenemos otro caso que habla directamente sobre nuestra materia gris.

«Jugar a Super Mario 64 incrementa la materia gris del hipocampo en adultos de mayor edad», este es el nombre del estudio publicado esta misma semana en Plos One y que busca demostrar, gracias a una serie de datos, que el plataformas protagonizado por el exfontanero trae interesantes beneficios a nuestra actividad cerebral. Elaborado por una serie de psicólogos de la Universidad de Montreal, este trabajo científico requirió de 33 adultos con edades comprendidas entre los 55 y 75 años como sujetos de estudio.

Divididos en tres grupos, el primero se dedicó a realizar una serie de sesiones de juego regulares con Super Mario 64 (una media entre 3 y 5 horas semanales), el segundo a aprender a tocar el piano y el tercero no realizó ninguna actividad específica. Tras 6 meses investigando y extrayendo datos, los expertos han descubierto que los que habían estado pegando saltos con el título de Nintendo 64 experimentaron un notable aumento en la materia gris del hipocampo, mientras que los dos sectores restantes no disfrutaron de mejoras importantes.

Este incremento desemboca en una mejora de tareas cognitivas como la formación de recuerdos, la memoria espacio-temporal o incluso la orientación de un individuo. Según Gregory West, uno de los miembros de la universidad, videjuegos como la aventura de Mario «hacen que el hipocampo construya un mapa cognitivo del entorno virtual en el que juegan, mejorando la memoria espacial y temporal». Aunque también hace hincapié en que necesitan seguir profundizando en sus investigaciones, cree que «este tipo de juegos podría convertirse en una excelente manera de revertir la atrofia de la materia gris que tiene lugar a medida que envejecemos».

Conclusiones que ahora miran a la comprobación de cuánta es la duración de esta mejora. West incide en que las futuras investigaciones «deberían centrarse en la longevidad de los efectos observados, en cómo afectan al rendimiento cognitivo», además de en la necesidad de «desarrollar una herramienta de entrenamiento con videojuegos para adultos de mayor edad».

Puede que este sea el comienzo de un programa que utilice esta forma de ocio como motor para disminuir el impacto de la edad en nuestro cerebro. Sin duda, estamos ante otra prueba más de los beneficios que suponen los videojuegos y de cómo es necesario dejar a un lado los prejuicios que acompañan a esta industria.

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar