Un estudio descubre que los cerdos pueden jugar videojuegos

Son animales más inteligentes de lo que puede parecer.

Se estima que los cerdos poseen una inteligencia promedio comparable a la de un niño humano de tres años, por lo que investigadores de la Universidad de Purdue, Indiana (EE.UU), han tratado de enseñarles a jugar a videojuegos y comprobar si son capaces de hacerlo por ellos mismos.

El experimento consiste en enseñar a cuatro cerdos a jugar en una suerte de máquina recreativa con un par de joysticks que ejecuta una versión adaptada de Pong. Los animales son recompensados cada vez que ejecutan una acción simple dentro del juego como respuesta a lo que ve en pantalla.

Es decir, tenían que mover el joystick con el hocico para que el cursos interceptara los proyectiles, si lo consiguen suena una música y reciben un premio. A cualquiera de nosotros podría parecerle una acción demasiado simple, pero sorprende conocer todos los factrores que entran en juego para llevar a cabo este tipo de tareas.

Cerdo jugando al Pong
Imagen de la máquina recreativa improvisada que se usó en el estudio

“La adquisición de la tarea por video requirió una comprensión conceptual de la tarea, así como un desempeño motor calificado. El rendimiento terminal demuestra que todos los cerdos estaban significativamente por encima de la probabilidad en los primeros intentos de contactar con objetivos de una sola pared (p<0.05). Estos resultados indican que a pesar de la destreza y las limitaciones visuales, los cerdos tienen la capacidad de realizar una tarea de videojuego operada por un joystick. Las limitaciones en la metodología del joystick sugieren que los estudios futuros de las capacidades cognitivas de los cerdos y otras especies domésticas pueden beneficiarse del uso de pantallas táctiles u otra tecnología avanzada de interfaz de computadora ”, explicaron los investigadores en un artículo publicado en Frontiers in Psichology.

Los investigadores estiman que hay una curva de aprendizaje hasta que los cerdos pueden ser capaces de realizar estas acciones, por lo que, de manera teórica, podrían mejorar su forma de jugar en un futuro. Aunque, claro está, no llegaremos a ver un cerdo jugando al Fortnite. “A pesar de tener un desempeño superior al azar en la tarea SIDE, incluso el cerdo que se desempeñó mejor no se acercó al nivel alcanzado por primates no humanos que adquirieron la tarea después de un número comparable de ensayos”, concluye la investigación.

Luis Avilés

Periodista de profesión y jugador de vocación. Me he criado con una consola entre las manos y me esfuerzo día a día en convertir mi hobby en una forma de vida.
Cerrar