Un festival de pornografía en realidad virtual, cancelado por exceso de público

Un festival de pornografía en realidad virtual, cancelado por exceso de público

Las nuevas tecnologías causan furor en Japón. Para muestra, un nuevo botón. Un festival relacionado con los últimos avances en realidad virtual aplicados al entretenimiento ha tenido que suspenderse y su recinto ser desalojado, y no por amenaza o accidente de ningún tipo, sino porque tal era la multitud que se agolpaba en el barrio tokiota de Akihabara para asistir al evento que, finalmente, la organización tuvo que clausurarlo para evitar males mayores. Y es que el primer festival japonés dedicado a la pornografía en realidad virtual era una cita de encuentro de verdaderos entusiastas de las nuevas tecnologías. Qué otra cosa podría atraer a tal oleada de gente.

Pero antes del desalojo, los nipones que acudieron en tropel pudieron presenciar, con propósitos puramente educativos, por supuesto, algunos de los dispositivos más recientes destinados a hacer de su entretenimiento una experiencia aún más placentera si cabe, valga la expresión. Y es que la ciencia avanza que es una barbaridad, por ejemplo, esta caja misteriosa que puedes ver en el vídeo adjunto insufla aire sobre la palma de la mano para simular el sentido del tacto de, en este caso, dos pechos femeninos. Una parte de la anatomía tan delicada que pone en jaque a la tecnología a la hora de lograr replicar su sensación. Pero de nuevo queda patente, a juzgar por los comentarios y gestos de los dos jóvenes presentes en el clip, que no hay desafío que la tecnología no supere. Seguimos en la siguinete página.

Otros artilugios incluyen un brazo artificial que realiza movimientos ascendentes y descendentes o una muñeca que se llena y vacía de aire a conveniencia para poder interactuar. Un nuevo paso en simular el dar la mano, la preparación de un cóctel o una simulación de lucha grecorromana, actividades que también tienen su derecho a figurar en la realidad virtual. Ante tan interesante y variada oferta, es comprensible lo que afirma este asistente: “El evento no empezaba hasta las 14:00, así que vine con muchos ánimos una hora antes, pero la calle ya estaba a rebosar de gente. Había tanta que era imposible tener la situación bajo control. Mientras esperaba a mis amigos, no podía evitar pensar que no podrían controlar a las masas de gente y que un alboroto o algo similar podría ocurrir”, cuenta un apasionado fan de las nuevas tecnologías en The Next Web. Lógico, porque quién no se excitaría ante la posibilidad de contemplar estos maravillosos avances en realidad virtual. Una buena medida del futuro que tiene por delante esta tecnología.

Y como nota anecdótica, al parecer había contenidos de alta carga erótica y pornográfica en el evento, pero solo porque lleve la etiqueta de “festival de pornografía” no vamos a dar por sentado que todo el mundo vaya por ver pornografía, ¿no?

Publicaciones relacionadas

Cerrar