Un grupo de investigadores suecos emplean videojuegos para curar el dolor crónico en pacientes con amputaciones

¿Por qué una persona que ha perdido un miembro puede sentir que puede moverlo o sufrir terribles calambres musculares o dolores crónicos en un apéndice que ya no existe? Es un misterio que aún hoy día sigue sobrepasando a los médicos estudiosos del tema.

A pesar del desconocimiento que rodea a este comportamiento, según publica Polygon, un grupo de investigadores suecos parecen estar cerca de encontrar una cura al dolor fantasma, gracias a un tratamiento experimental de mapeo muscular que usa realidad aumentada para engañar al cerebro y hacerle pensar que el miembro perdido ha vuelto, y a videojuegos que permiten al usuario conducir un coche con la mano perdida.

Max Ortiz-Catalan, doctor en la Chalmers University of Technology y en el hospital universitario de Sahlgrenska, en Suecia, ha diseñado un sistema mediante el cual pueden detectarse los impulsos nerviosos que el paciente envía al miembro amputado, interpretando la información y reproduciéndola en un sistema de realidad virtual.

De hecho, esta no es la primera iniciativa que asocia los videojuegos y la rehabilitación, ya que Nintendo Wii y especialmente Kinect se usan cada vez más para motivar al paciente a mover las zonas del cuerpo afectadas. Pero sí es el primer método que permite a los amputados recuperar mentalmente su miembro perdido y reducir el dolor fantasma.

Publicaciones relacionadas

Cerrar