Un hombre lleva 35 años jugando una partida de Dungeons & Dragons y su motivo es sorprendente

Quien haya jugado una campaña de Dungeons & Dragons sabrá que es perfectamente común que éstas se dilaten en el tiempo. No ya semanas o meses, sino que incluso años, y no es nada extraño. Las epopeyas que van tomando forma bajo el juego de rol más famoso del mundo crecen y crecen como secuoyas, y si además el director de juego, o dungeon master, se da buena maña, son los propios jugadores los que se resisten a terminar y piden más, de modo que al final es hasta que el cuerpo aguante. El de Robert Wardhaugh ha tenido cuerda durante los últimos 35 años, y lo que le queda.

Wardhaugh, canadiense natural de la ciudad de London, Ontario, lleva inmerso en su campaña de Dungeons & Dragons desde que tenía 14 años. Eso es remontarse a 1982, cuando dió inicio a su campaña como muchos jóvenes en ese momento. En el caso de los demás, más tarde o más temprano llegó el momento de colgar los dados. Los de Wardhaugh no solo siguen rodando sino que además ha acumulado una colección de miniaturas, escenarios, terrenos y accesorios de juego que serían la envidia de muchos másters.

El resultado es esta magnífica remesa de material que puedes ver en el vídeo del canal Great Big Story, un breve documental sobre este apasionado del rol. Un material que sirve para ilustrar una partidas a las que acuden jugadores de todo el país pidiendo a Robert que les dirija sus andanzas, incluso por Internet en el caso de quienes no pueden desplazarse a su domicilio.

 

 

¿Te gustaría jugar una partida bajo la batuta de Robert?

Publicaciones relacionadas

Cerrar