Un joven muere en el cine tras quedarse atascado en una butaca mientras buscaba su móvil

El cine es un lugar al que ir para disfrutar durante dos horas sin tener que preocuparnos de nada más, pero en ocasiones todo puede acabar en tragedia de la forma más inesperada. Eso es precisamente lo que ha ocurrido en un cine de Birmingham (Reino Unido), en el que un joven de 24 años ha perdido la vida. A este joven se le cayó el teléfono móvil entre los asientos y trató de recuperarlo antes de perderlo de vista.

Tal y como informa el medio Birmingham Mail, los hechos ocurrieron el pasado 9 de marzo, cuando tras agacharse a recoger el teléfono, este joven vio cómo su cabeza se quedaba atascada en el reposapiés de una de las butacas. Su acompañante y un miembro del personal del cine trataron de ayudarle, pero el joven había entrado en pánico, lo que acabó derivándole en un ataque cardíaco. Solo pudieron liberarle tras romper por completo este reposapiés en el que había quedado atrapado.

Cuando la ambulancia lo estaba trasladando al hospital su condición ya era grave, pero el joven no falleció en el mismo hospital hasta una semana después de su ingreso. El Ayuntamiento de la ciudad inglesa ya ha iniciado una investigación para determinar qué ocurrió exactamente y si el cine cumple las normativas de seguridad exigidas.

Publicaciones relacionadas

Cerrar