Un jugador ciego lleva más de 7.000 asesinatos en Call of Duty: WWII

Hay jugadores con muchísima experiencia, jugadores con una puntería casi imposible de superar, y luego hay jugadores como tj the blind gamer que ha acumulado más de 7.000 muertes en su haber jugando como nadie a Call of Duty: WWII. Y sí, su pseudónimo no es ninguna coincidencia, es un jugador con discapacidad visual.

TJ es mucho más que un jugador enamorado de la saga Call of Duty, ya que después de perder la visión con tan sólo 18 años no se rindió, y siguió jugando a sus títulos favoritos con la misma intensidad de siempre. Es un chico ambicioso, pues desea poder llegar a causar 10.000 bajas en su juego shooter favorito, y considerando que su destreza es superior a la de la media, es casi seguro que lo logrará.

Además, quiere animar a otros jóvenes en su situación a no rendirse nunca a pesar de los contratiempos que a uno puedan presentársele, como bien explicó a Kotaku:

Cuando perdí la visión e intenté volver a jugar a Call of Duty fue bastante difícil ya que nunca había usado un auricular tanto como lo habría hecho sin mi visión. Lo cierto es que hay muchos ajustes que funcionan perfectamente para darnos accesibilidad a muchos jugadores discapacitados, y algunas mecánicas del juego ayudan a obtener muertes mediante señales de audio.

En esta entrevista, TJ también ha pedido que los desarrolladores de videojuegos trabajen en una forma de conseguir que las opciones de audio ofrezcan algún tipo de feedback constante, para que los usuarios con discapacidad visual puedan encontrar con mayor facilidad puntos relevantes en el mapa.

De esta forma se facilitaría que estos jugadores pudieran acceder a una mayor librería de títulos, sin necesidad de tener que circunscribirse a un género concreto. Juegos de lucha como Mortal Kombat demostraron que esto era posible cuando Brice Mellen, un chico con discapacidad visual, logró batir al propio creador del juego.

TJ no se rinde, y su empeño en hacer historia es más fuerte que nunca. Pretende realizar tal hazaña logrando las 10.000 muertes totales que ningún jugador ciego ha conseguido antes, y espera convertirse en el primer gamer con discapacidad visual en alcanzar el nivel más alto de Master Prestige en Call of Duty: WWII.

Y por si te lo estás preguntando, en sus ratos libres de Call of Duty TJ juega a Diablo III, un juego que califica de extremadamente accesible a cualquier persona con cualquier grado de discapacidad visual. Sin duda este chico es un ejemplo para todos nosotros, ya que con esfuerzo y dedicación todo puede conseguirse.

Mario Arias

Recolector incansable de contenedores de corazón y piezas de la Trifuerza, emisario de la Diosas en la Tierra de Hyrule y adorador de la Luz de la Espada Maestra. Me defino como Nintendero de corazón y Tolkiano de-mente. Studio Ghibli es mi religión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar