Un jugador coreano de League of Legends intenta quitarse la vida lanzándose al vacío

9842

La cara menos amable de la actualidad nos vuelve a golpear de nuevo, y además con un suceso que lamentamos profundamente. El surcoreano Cheon Min-Ki, jugador profesional de League of Legends en el equipo AHQ bajo el alias de Promise, ha intentado quitarse la vida arrojándose al vacío desde un duodécimo piso, y si bien no ha conseguido su propósito debido a unos contenedores que amortiguaron su caída, sí que se encuentra en estado crítico aunque los médicos creen que se salvará. Pero no sin arrastrar de por vida una serie de secuelas.

¿Qué ha podido llevar a este jugador a intentar terminar con su vida de esta manera? Eurogamer nos lo explica, y desde luego no es nada bonito. Promise destapó poco tiempo antes de su intento de suicidio las prácticas turbias del manager de su equipo, Noh Dae Chul, quien reunió a cinco de los mejores jugadores de League of Legends aparentemente para competir, pero su intención real era muy distinta: “Cuando formamos el equipo nos dijeron que AHQ nos patrocinaría con dinero y ordenadores. No sabíamos que solo nos daban el material para tener los derechos sobre el nombre del equipo. Nuestro manager Noh nos había mentido y pidió un préstamo para pagar nuestra sede, gastos, ordenadores y hasta nuestros sueldos. Su plan era hacer apuestas ilegales en las partidas de eSports y amañarlas para recuperar el dinero del préstamo y sacar beneficios.”

Según la versión de Promise, tras establecer el equipo y empezar a competir, Dae Chul mostró su verdadera cara y amenazó a Min-Ki y otro jugador con la expulsión del equipo en futuras competiciones por parte de OnGameNet, los organizadores del principal torneo coreano de League of Legends, si no perdían contra ciertos equipos. Los jugadores, en un principio, se vieron coaccionados y accedieron. Sin embargo, llegó un momento en que el equipo al completo plantó cara al manager e hizo lo que debía hacer, ganar. Fue entonces cuando Dae Chul comenzó a vender sus pertenencias y a vaciar la casa donde residían. “Gracias a ello, mi carrera profesional se acabó. Después de practicar duramente durante un año, todo lo que me quedaba era una sensación de vacío”, relata Min-Ki.

El hecho de que el propio jugador pueda ser inculpado como cómplice en estos amaños, ya que junto al resto de compañeros consintió en esta práctica, sumado a otras circunstancias personales ha provocado que buscase un fatal desenlace que por fortuna no ha tenido lugar, aunque sí le costará daños irreparables. Pero Promise ha dejado su huella en el mundo de los eSports y por ello, desde la plataforma Reddit, se ha llevado a cabo una iniciativa para recaudar fondos y ayudar a su familia con su tratamiento. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar