Un jugador de Ohio es sentenciado a 15 meses de cárcel por swatting

El jugador es sentenciado a 15 meses de prisión después de que organizase un caso de swatting que le acabó costando la vida a un hombre.

Un jugador de Ohio es sentenciado a 15 meses de cárcel por swatting

Un jugador de Call of Duty: WWII procedente de Cincinnati, Ohio ha sido condenado a 15 meses de prisión por un caso de swatting del que ya se informó previamente. El swatting consiste en enviar un aviso a la policía de suficiente envergadura que los SWAT acudan a un determinado domicilio a investigarlo.

Fue el caso del acusado Casey Viner, de 18 años, que tuvo una disputa en el juego de Activision con Shane Gaskill, un jugador de 19 años de Wichita, Kansas. Viner le amenazó con ir a por él y para ello reclutó a un acusado múltiple de casos de swatting, Tyler R. Barriss, de 25 años de edad procedente de Los Angeles, California. Gaskill en respuesta le dijo que intentase algo y le dio una dirección, la de su antigua vivienda. Viner y Barris contactaron con los SWATS con una falsa acusación de que Gaskill retenía a su madre y a su hermano a punta de pistola y que pensaba continuamente en suicidarse y en incendiar la casa. Los SWATs accedieron a la vivienda pero quién vivía allí era el nuevo inquilino del inmueble, Andrew Finch, de 28 años, que al ver a los policías irrumpir no entendía nada de lo que estaba pasando. Aparentemente le pidieron que levantase las manos pero cuando bajó un brazo uno de los SWATS lo disparó, matándolo en el acto como informa Kansascity.com.

Finalmente el pasado viernes se ha publicado la sentencia del juicio; como se ha dicho, Viner ha sido condenado a 15 meses de prisión y además no podrá participar en videojuegos multijugador online durante dos años. Cuando cometió el crimen aún era menor de edad pero ahora que ha cumplido la mayoría de edad ha sido juzgado como adulto por lo que entrará en prisión en vez de en un reformatorio o centro para menores. Debido a sus 51 casos de swatting, Barriss ha sido condenado a 20 años de cárcel en una prisión federal. Por otro lado, Gaskill, que fue acusado por la Fiscalía como co-conspirador al dar su antigua dirección firmó un acuerdo para tener un juicio más favorable y por el que hasta podrían retirarle los cargos. La familia de Finch ha demandado a la ciudad de Wichita por lo sucedido pero el Fiscal del Distrito se negó a presentar cargos contra el policía que disparó. El swatting es una práctica que está cada vez más penada y streamers como Dr. Disrespect.

Nacho Pena

Sociologo y comunicador coruñés. Devorador de cine, series TV, videojuegos, libros y cómics, de los cuales tengo la suerte de poder escribir sobre ellos en diferentes sitios.

Publicaciones relacionadas

Cerrar