Un jugador de The Elder Scrolls tiene un hobby muy raruno: pasa 600 años en la cárcel

¡Se dice rápido pero no lo es!

Una de las cosas más divertidas es ser arrestado en los juegos de The Elder Scroll. Sí, definirlo como divertido puede sonar un tanto raro, ¡pero abre tantas posibilidades a la historia! Desde sobornar a los guardias para que te dejen ir, pasando por escapar de la prisión por tu propina mano, hasta llegar a simplemente esperar que pasen los días de tu condena.

Sin embargo, este jugador de The Elder Scrolls: Oblivion ha decidido que no quiere salir de la cárcel, sino todo lo contrario, quiere quedarse ahí por toda la eternidad. Gracias a Kotaku nos hemos enterado de que el usuario de Twitter, @UESP_net, ha publicado en la red social que su hobby es pasar una condena de 1000 años en prisión, y casi lo ha logrado, pues ya lleva un total de 616 años. Aunque se dice fácil, tenemos que recordar que 616 años dentro del juego equivale a 225001 días.

Además, asegura que ya las habilidades de su personaje han desaparecido casi por completo gracias al tiempo que ha pasado en prisión. Un dato curioso es que, si tomamos el tiempo que ha pasado dentro del juego como tiempo real del lore de la franquicia, para este punto en el que se encuentra ya habrían sucedido los acontecimientos de The Elder Scrolls: Skyrim hace 400 años atrás.

Tomás Rivero

Adicto a cualquier cosa con una pantalla. Mi madre es Lara Croft y mi padre un PS1 sin tarjeta de memoria, de ahí mi paciencia. Me opongo absolutamente a que los juegos de terror duren más de 15 minutos.

Publicaciones relacionadas

Cerrar