Un jugador de World of Warcraft irá a prisión por tumbar los servidores

Muchos hackers del mundo de los videojuegos ponen a prueba a las grandes compañías del sector demostrando sus vulnerabilidades para dejarlas en entredicho, pero hay otro tipo de piratas informáticos que solo tienen como objetivo fastidiar tanto a la firma en cuestión como a los jugadores. Ese es el caso de Calin Mateias, un ciudadano rumano de 38 años que el pasado año 2010 protagonizó un ataque DDoS en World of Warcraft.

Al hacerlo consiguió tumbar los servidores europeos del popular MMO de Blizzard y provocó el caos en el videojuego durante varios meses. Ahora, ocho años después, ya se ha producido un anuncio en firme de la condena a Mateias, que deberá permanecer un año en una prisión federal de los Estados Unidos después de haber sido extraditado el pasado mes de noviembre. Por si fuera poco también deberá indemnizar a Blizzard con una multa de 29.987 dólares.

La multa se le ha impuesto para “compensar a la compañía por los costes laborales asociados con la lucha contra los ataques informáticos”, tal y como señala el portal Kotaku. Según el Departamento de Justicia del país norteamericano, Mateias realizó este ataque DDoS para vengarse de otros jugadores de World of Warcraft que le habían quitado loot en el juego. Así, protagonizó varios ataques informáticos entre los meses de febrero y septiembre del pasado año 2010.

El pasado mes de febrero fue el propio Mateias quien se declaró culpable del cargo de daño intencionado a una computadora protegida, lo que es un delito bastante grave en los Estados Unidos. Sin duda se trata de un precedente bastante importante que hará que más de un hacker en el futuro se lo piense dos veces antes de volver a tumbar los servidores de grandes compañías de videojuegos, que mueven millones de dólares anuales.

Cerrar