Un jugador profesional japonés desciende de un legendario clan de ninjas

Jugador profesional japonés desciende de un legendario clan de ninjas

Silencioso, furtivo, letal. Así es Yusuke Momochi, jugador profesional de Street Fighter e integrante del equipo Echo Fox basado en Los Ángeles,cuando está a los mandos. Yusuke es el marido de otra destacada figura de este entorno competitivo, Yuko “Chocoblanka” Momochi, y aunque presumir de ser unas fieras en el juego de Capcom y ganarse la vida con ello no está mal, hay algo que está incluso mejor. Y es ser descendiente del clan ninja Iga, del que habrás visto referencias en videojuegos, mangas y anime.

Según cuenta Asahi News vía Kotaku, el padre de Momochi le contó que su familia era descendiente de ninjas hace bastante años. Cuando alcanzó la mayoría de edad se dispuso a saber más, y averiguó que sus ancestros, el clan Momochi, gobernaba el sur de la región de Iga, formando parte del legendario clan, arraigadísimo en la cultura japonesa. Eso sí, estos ninjas hacían más trabajo de espionaje y sabotaje, y no escalaban paredes a pelo, se volvían invisibles o se daban a sí mismo el cambiazo por un tronco de árbol en el último momento. La figura del ninja es bastante más terrenal y basada en el subterfugio y el camaleonismo. Lo cual no hace que los orígenes de Momochi destaquen menos.

En este vídeo puedes ver el viaje de Yusuke y su esposa Yuko a Iga, actual prefectura de Mie, para someterse a un entrenamiento ninja. Parece que se les dan mejor los arcade sticks…

Cerrar