Un jugador se ha gastado 62.000 dólares en las microntransacciones de Runescape

La comunidad del juego denuncia políticas abusivas.

Runescape logo

La integración de microtransaccionecs es ya una práctica más que extendida en la mayoría de juegos online, como el próximo Call of Duty Modern Warfare, pero según como estas estén implementadas pueden llevar a prácticas abusivas y romper el normal funcionamiento de la experiencia de juego. Han habido multitud de casos sonados en distintos juegos a lo largo de los años, pero el más llamativo de los últimos días es un jugador que ha gastado la friolera de 62.000 dólares en Runescape, un MMORPG.

Con el paso de los años, las microtransacciones del Runescape se volvieron más agresivas, pasando de una simple ruleta con pequeños premios a cajas de botín en las que conseguir todo tipo de objetos de manera aleatoria. Jagex, la compañía británica responsable del juego, no contentos con la implementación de pases de pago al estilo de las temporadas de Fortnite, fue un poco más allá y ofreció una promoción de estas cajas de botín llamada «Fondo de premios», que permitía a los jugadores apostar por las ganancias para obtener mejores premios a riesgo de perderlo todo. Tras un aluvión de quejas por parte de la comunidad la empresa admitió que «dejaron que el equilibrio se inclinara demasiado y las promociones parecían dominar el juego, especialmente cuando se combinaban con actualizaciones de contenido decepcionantes. El diseño de la promoción de la bolsa de premios fue mal juzgado y cruzó la línea».

Un informe del Parlamento del Reino Unido del 9 de septiembre sobre «tecnologías inmersivas y adictivas» hace referencia a «un miembro del público cuyo hijo adulto acumuló deudas considerables, que supuestamente superaron las 50,000 libras (62,000 dólares), a través del gasto en microtransacciones en el juego en línea de la compañía británica Jagex, RuneScape», que, asegura,»causó un daño financiero significativo tanto para el jugador como para sus padres».

«Jagex nos dijo que genera alrededor de un tercio de sus ingresos de las microtransacciones, y dos tercios provienen de un modelo de suscripción alternativo», continúa el informe. «El director de experiencia de jugadores de la compañía, Kelvin Plomer, nos dijo que los jugadores «potencialmente pueden gastar hasta £ 1,000 a la semana o £ 5,000 al mes» en RuneScape, pero que solo un jugador había alcanzado ese límite en los últimos 12 meses. El razonamiento de la compañía para establecer este límite parecía provenir de la prevención del fraude, en lugar de un deber de cuidado para evitar que las personas gasten más de lo que pueden. Jagex sí permite a los jugadores «solicitar la eliminación de la cuenta o la suspensión de la cuenta o un bloqueo de pago»; sin embargo, de manera crucial en el caso del padre que nos contactó, por razones de protección de datos solo puede tratar con los titulares de cuentas y, por lo tanto, no pudo tomar medidas directas en respuesta a las preocupaciones de los padres».

¿Cómo afectan estas prácticas directamente a la comunidad de jugadores? Un usuario de Runescape consultado por Kotaku explica a la perfección cómo se sienten: «Una combinación de promociones especialmente agresivas cajas de botín, una falta de actualizaciones de contenido durante varios meses y un fuerte sentimiento de la comunidad de Runescape de que se están aprovechando de ellos», comenta. «Siguen promoviendo estas promociones después de muchos años de que se les diga que paren, o al menos bajen el tono, sin ningún signo de interés por parte de Jagex».

Por desgracia, estas palabras podrían usarse en otros tantos casos de juegos con prácticas similares, más aún cuando la práctica de las cajas de botín se extiende a lanzamientos de gran calibre. «La naturaleza de las cajas de botín me parece muy depredadora, el hecho de que oculten el verdadero valor de los artículos y la experiencia para obtener más dinero de los jugadores es particularmente nefasto», comenta uno de los usuarios consultados por Kotaku. «Creo que los jugadores serían un poco menos críticos si vendieran la experiencia directamente».

Luis Avilés

Periodista de profesión y jugador de vocación. Me he criado con una consola entre las manos y me esfuerzo día a día en convertir mi hobby en una forma de vida.

Publicaciones relacionadas

Cerrar