Un modder es capaz de jugar a videojuegos con los pies

Un modder es capaz de jugar a videojuegos con los pies

Recientemente ha traído cola la eliminación en Steam de algunos de los mods, algunos no permitidos pero otros perfectamente legales, para los títulos de Sega Mega Drive & Genesis Classics, una colección de ROMs emuladas a las que se accede desde un hub que simula una habitación con una Mega Drive. Un rincón virtual en el que relajarse a la antigua usanza. Aunque relajarse es un decir, porque algunos de estos juegos llegan a tener picos de dificultad letales. Pero un modder de nombre A. J. Ryan ha realizado varios de estos mods de los que hablábamos al principio, y que entran precisamente en la categoría de los que habían sido injustamente retirados. Llevan la coletilla de Chill Edition, y están pensados para jugar con calma, sin agobios, con vidas y créditos infinitos y una dificultad más permisiva. Pero sobre todo le permiten a A. J. disfrutar de ellos, ya que solo tiene una manera de jugar: con los pies.

Este modder es conocido por ser capaz de usar los pies para jugar, y no le queda mucho más remedio ya que por desgracia sufre de artrogriposis múltiple congénita, un agarrotamiento de varias articulaciones desde la gestación que le ha dejado manos y brazos impedidas. Pero con sus pies se apaña como ya quisiéramos muchos. Puede teclear 50 palabras por minutos, usar un ratón y manejar aparatos con ellos con cierta maña, y de hecho le puedes ver en este vídeo echándose unas partidas en un salón arcade. Ryan, además, es un programador con todas las de ley que no solo realiza mods, sino que ha creado otras piezas de software, sobre todo juegos para las llamadas game jam, convenciones de programadores donde se insta a desarrollar un juego en un tiempo limitado.

“Muchos juegos de Sega son difíciles de completar incluso para los jugadores más experimentados y más gente debería poder superarlos”, cuenta Ryan a PCGamer, “Empecé a trabajar en unos pocos juegos antes de que Workshop diera soporte a los mods [de los juegos de Mega Drive] así que pude ponerlos rápidamente en la tienda”. Y a juzgar por los 34.143 suscriptores que tenían sus Chill Editions parece que su idea caló hondo. Por suerte parece que las alegaciones han surtido efecto y se volver a disfrutar de ellos en Steam. ¿Qué te parece la idea?

Publicaciones relacionadas

Cerrar