Un país hispanohablante podría estar detrás de uno de los virus informáticos más avanzados

Cuando aún colea el turbio asunto del espionaje informático del que se acusa de llevar a cabo a la Agencia Nacional de Seguridad de los Estados Unidos, parece que se ha roto la baraja y que otros oídos y ojos indiscretos se han sumado a la actividad clandestina de cotilleo que lleva de cabeza no solo a los usuarios de a pie, sino también y quizá con más razón a altos cargos políticos y empresariales que han estado en el punto de mira de estos interceptores de datos. Sin embargo, tras uno de estos virus destinados al robo de información podría esconderse todo un país entero, y ese país estaría hablando en nuestra lengua ahora mismo.

Careto es el nombre de una operación ejecutada mediante una infección vírica que lleva propagándose desde 2007 y que según la compañía especializada en seguridad informática Kaspersky es una de las amenazas más avanzadas a las que están haciendo frente ahora mismo. Careto, según cuenta El Mundo, habría infectado cientos de equipos con resultados especialmente comprometedores para 380 víctimas reconocidas. Entre los países en los que se mueve Careto destacan Marruecos (384 infecciones), Brasil (137 infecciones), Reino Unido (109 infecciones), Francia (53 infecciones) y España (51 infecciones). El periódico destaca que en los casos de Marruecos, Suiza, Cuba y Gibraltar, Careto apuntaba directamente a equipos gubernamentales.

"Hay muchos grupos súper avanzados que no conocemos. Esto es solo la punta del iceberg”, dice Costin Raiu, Investigador de Seguridad Senior de Kaspersky. Desde la empresa se señala que hay indicios que apuntan a que Careto proviene de un país hispanoparlante, y que sus objetivos han sido ordenadores de instituciones gubernamentales, empresas petroleras y de gas y activistas "Para las víctimas, la infección 'Careto' puede ser catastrófica. Intercepta todos los canales de comunicación y recoge la información del dispositivo más esencial de la víctima. La detección es extremadamente difícil", dicen desde Kaspersky

Publicaciones relacionadas

Cerrar