Un profesional de Street Fighter siempre va acompañado de su mujer, que intimida a los rivales

Tener buenos apoyos cuando te lo estás jugando todo es importante, y eso es precisamente de lo que puede presumir Marcus “The Cool Kid93” Redmond, un jugador profesional de Street Fighter que el pasado fin de semana se estaba complicando la vida perdiendo partidas, pero que al final consiguió salir de ese grupo de perdedores para asegurarse un lugar en las Finales Regionales de Norteamérica.

Gran parte de la responsabilidad la tiene su mujer, Joy Goodwin, que habitualmente acompaña a Redmond a las competiciones para darle el máximo apoyo. En los últimos días ha ocurrido en sus enfrentamientos contra Victor “Punk” Woodley o Gustavo “801 Strider” Romero. Y es que lo que parece ser una mujer muy tranquila se convierte en una auténtica fiera cuando comienza la partida. Goodwin sufre una transformación y empieza a gritar consignas intimidantes para los rivales de su marido.

Ambos confiesan, tal y como recoge Kotaku, que se complementan a la perfección, pues Redmond nunca ha insultado a nadie, mientras que Goodwin lo hace, pero de forma sana. Y es que la esposa del profesional de Street Fighter reconoce que todos son grandes jugadores, pero que cuando empieza la competición tiene que hacer lo máximo posible para que su marido salga victorioso. Hasta ahora no les ha ido mal con este método.

Publicaciones relacionadas

Cerrar