Un speedrun de Banjo-Kazooie se frustra de la forma más ridícula

El mundo de los speedruns no solo tiene cada vez más seguidores, sino que también aumenta el número de jugadores que lo practican. Por si todavía no lo sabes se trata de un fenómeno mediante el cual se intenta superar un videojuego bajo unas condiciones concretas y en el menor tiempo posible. Eso es precisamente lo que ha intentado hacer Dickhiskhan, un popular usuario que posee buenas marcas en Banjo-Kazooie.

En las últimas horas el mencionado jugador ha estado intentando batir su propia marca y establecer el récord mundial de superar Banjo-Kazooie recogiendo el 100% de las notas musicales, de las que hay cien en cada nivel. La particularidad del juego es que si mueres las pierdes todas y debes volver a empezar a recogerlas. Dickhiskhan iba con poca salud y se topó con un enemigo que la redujo todavía más de lo que ya estaba.

En ese momento saltó una cinemática, por lo que el speedrunner pensaba que estaba a salvo. Nada más lejos de la realidad, pues ese preciso enemigo consiguió acabar con él durante la secuencia de vídeo y fastidiar un speedrun que tenía buena pinta, pues estaba rebajando considerablemente la mejor marca mundial. Sin más dilación te dejamos con el momento en el que muere para que veas cómo de frustrante puede llegar a ser el mundo del speedrunner.

Cerrar