Un tatuaje de Sonic para un campeón olímpico

Los deportistas suelen ser personas supersticiosas. Que si hay que entrar al campo con tal pie, que si hay que santiguarse tres veces antes, que si este u otro amuleto de la suerte… Hablando de amuletos, quién sabe qué llevó al atleta puertorriquense Javier Culson a tatuarse a Sonic en su brazo derecho (como hemos visto en Kotaku), pero quizás por eso ha sido medalla de bronce en los 400 metros vallas en los Juegos Olímpicos de Londres.

El caso es que el propio Culson se denomina a sí mismo Culsonic (como bien dice en su cuenta de Twitter), así que no hay que tomárselo a guasa. Igual los atletas de salto de altura se están planteando tatuarse a Super Mario en los muslos…

Publicaciones relacionadas

Cerrar