Un usuario compra una PS4 y nunca imaginarás lo que llegó en su interior

Compra una PlayStation 4 Slim, pero lo que le llega es mucho más rocoso.

Aunque ahora están todas las miradas puestas en la nueva generación de consolas con el lanzamiento de Xbox Series X|S y el inminente estreno de PS5, hay quienes están aprovechando ahora para disfrutar a fondo de la actual generación. Eso mismo ha pensado hacer una usuaria de India que, ni corto ni perezoso, acudió a Amazon para comprar una PS4 Slim. Sin embargo, lo que acabó recibiendo fue algo que lo dejó de piedra, en el sentido más literal de la palabra.

Pide una PlayStation 4 Slim, y la recibe… ¡llena de piedras!

Ruchita Juneja acudió al gigante del e-commerce para comprar un modelo Slim de PlayStation 4 con disco duro de 1 TB. Algo de lo más normal, a lo que acompañó de los juegos GT Sport, Ratchet & Clank, Marvel’s Spider-Man y 3 meses de PlayStation Now. Todo ello, aprovechando las promociones del Gran Festival de Rebajas de Amazon India. Iba a ser un regalo para su hijo, como recogen en Fossbytes. Hizo el pedido el 26 de octubre, y lo recibió el 29 del mismo mes. Tras dejarlo en cuarentena durante 2 días para evitar cualquier riesgo innecesario, abrió el paquete y se topó con la siguiente estampa:

PS4 Slim Piedras
Así llegó la PS4 Slim que compró este usuario

Hace ya unos años, vimos cómo algunos jugadores habían visto que las cucarachas se colaban en sus PS4, pero es la primera vez que vemos que en Amazon ocurre algo así. La consola llegó con su carcasa y los juegos pedidos, pero en el interior de ella toda la circuitería se había cambiado por piedras y losas.

Al parecer, era un paquete de sustitución que no debía haberse enviado, pero se acabó haciendo. En un principio, tras la obvia reclamación de Juneja, Amazon se negó a devolver el dinero tras la investigación que se suele hacer. Sin embargo, gracias a la insistencia y a la difusión de la noticia, la compañía ha cedido y le ha devuelto lo que pertenece por las molestias causadas. Un episodio que, sin duda, resulta petrificante.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar