Una colección de más de 2000 videojuegos acaba hecha cenizas en un incendio

El coleccionismo es una de las bases que sustentan la industria del videojuego hoy en día. Son muchos los usuarios que cuentan con infinidad de títulos o materiales procedentes de los mismos, conservándolos como oro en paño. Seguramente, el mayor temor de estos jugadores sea perder la colección que tanto le ha costado reunir y eso es precisamente lo que ha sufrido un usuario tras un incendio. Ha perdido su enorme colección de más de 2000 títulos.

Así lo informan desde Game Rant, relatando los hechos sufridos por John Lewis el pasado 8 de septiembre, día fatídico, ya que un incendio iniciado en su cocina tras un accidente doméstico calcinó por completo su casa, llevándose por delante su preciada colección de más de dos mil videojuegos, repartidos entre más de treinta plataformas diferentes. Por suerte, no hay que lamentar daños personales, pero el esfuerzo y el sentimiento emocional de perder esa enorme colección es inevitable.

De hecho, Lewis llevaba 20 largos años ampliando la colección y poseía auténticas rarezas que ahora mismo se han visto reducidas a cenizas, por lo hablar del valor económico que tenían hoy en día algunos de esos videojuegos.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar