Una mujer demanda a Microsoft por Windows 10 y gana 10.000 dólares

Usuaria demanda a Microsoft por Windows 10 y gana 10.000 dólares

Desde que en Microsoft se empeñaron en forzar la actualización a Windows 10 se veía venir que podía pasar algo así. En Redmond, sin duda lo ven como un favor a los usuarios, que pasarán sin ningún coste y de manera automática a su nueva y mejorada versión del sistema operativo. Pero cuando esos usuarios no piden el favor y deciden que están bien como están, no les resulta plato de buen gusto que les hagan tragar la actualización. A Teri Goldstein, agente de viajes, además le supuso un disgusto. Y es que una instalación fallida y no autorizada de Windows 10 dejó en el dique seco el portátil desde el que llevaba su negocio durante días.

El diario The Seattle Times cuenta cómo Goldstein, que observaba como su herramienta de trabajo se ralentizaba, cuando no se bloqueaba directamente, decidió demandar a Microsoft cuando su servicio técnico no le ofreció solución alguna para un perjuicio que en modo alguno había buscado: “Nunca había oído hablar de Windows 10. Nadie me preguntó si yo quería actualizarme.”, dice Goldstein. El juez ha dictaminado que Teri Goldsmith lleva la razón y ha condenado con ello a Microsoft a indemnizar a esta usuaria con 10.000 dólares.

La corporación, por su parte, afirma que ha “prescindido de presentar su recurso para evitar los gastos de más litigios”, pero lo cierto es que la sensación que queda es la de que desde el banquillo se ha llevado una colleja que venía jugándose. ¿Crees que este caso sentará un precedente significativo? 

Publicaciones relacionadas

Cerrar