Una nueva ley obliga a que el precio final real de las transacciones en línea aparezca antes de concluir la compra

¿Cuántas veces nos hemos visto seducidos por el precio de un producto a través de internet, y luego hemos comprobado que lleva gastos encubiertos? Seguro que más de uno ha tenido que sufrir esta situación, pero por suerte, parece que las cosas cambiarán. Gracias a una modificación en la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios, se pretende dar más claridad a las compras que se realizan a través de Internet, como conocemos a través de PortalTIC.

Con esta modificación se obliga a las empresas que comercian a través de Internet a mostrar el precio real final de una compra antes de finalizarla, y a la obligación por parte del usuario a aceptarla. Además, en los contratos telefónicos o de conexiones a Internet, será necesario que los usuarios envíen la oferta firmada a través de papel, correo electrónico, fax o mensaje, para así dar comienzo al contrato. También se ha prologando el tiempo máximo que tienen los consumidores para desestimar un contrato realizado, teniendo ahora 14 días hábiles para rechazarlo.

Ana Mato, ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad comentaba en rueda de prensa que: "A partir de ahora, los españoles podrán llevar a cabo operaciones de comercio electrónico, suscribir contratos a distancia y fuera del establecimiento de empresarios con mayor confianza y garantías”, intentando poner fin a las más de 400.000 reclamaciones que se pusieron el pasado año debido a problemas en las transacciones en línea. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar