Una oficial de policía dispara mortalmente a un joven que le abrió la puerta con un mando de Wii en la mano

La tragedia se ha desatado en Euharlee, localidad del estado de Georgia, donde ha tenido lugar una muerte en circunstancias que son tan impactantes como poco claras. Los familiares de Christopher Roupe, de solo 17 años de edad, lloran su pérdida después de que una oficial de policía se personara en su casa debido a una violación de libertad condicional en la que el padre de la víctima había incurrido. Lo siguiente fue el estruendo de una pistola disparándose y la dantesca escena ante los ojos del vecindario de ver el cadáver de Christopher Roupe en el suelo de su propia casa. En su mano, un mando de Wii.

Desde la web de la cadena de televisión WSB de Atlanta se nos cuenta este caso que ahora mismo se encuentra en investigación debido a las circunstancias poco claras que llevaron a la oficial de policía, cuyo nombre no ha trascencido, a abrir fuego contra un adolescente que únicamente llevaba en la mano, siempre según los testigos oculares que vieron la escena momentos después, el mando de la consola de Nintendo. La agente afirma que el fallecido la apuntó con una pistola de aire comprimido, pero dicha pistola no se ha encontrado. Más bien todo parece señalar que Roupe tuvo la desdicha de que el utensilio con el que abrió la puerte fuese tomado por un arma.

En referencia a esa versión de la pistola de aire, Cole Law, abogado de la familia Roupe, afirma lo siguiente: “No sabemos de dónde ha salido esa declaración. Los testigos presenciales indican claramente que [Christopher] tenía un mando de Wii en su mano. Oyó llamar a la puerta. Preguntó quién era y no hubo respuesta, así que abrió la puerta e inmediatamente recibió un disparo en el pecho”. La reacción de la agente de policía después de su acción también fue presenciada por Ken Yates, uno de los vecinos de los Roust: “Esto es trágico. Ella salió de la casa, se llevó las manos a la cara y se puso a llorar. Supuestamente él le abrió la puerta llevando una pistola, pero en mi opinión creo que solo estaba jugando a un juego con sus amigos del vecindario”.

Sea cual fuese lo que llevó a esta policía a efectuar el disparo, la desgracia está ya servida para la familia de un adolescente que, simplemente, abrió la puerta de su casa con un mando en la mano. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar