Una periodista prueba drogas diseñadas para jugadores y este es el resultado

Una redactora prueba drogas diseñadas para jugadores y este es el resultado

A ti que estás leyendo esto, recuerda: tomar drogas no es la solución para nada. Para ser mejor en los videojuegos, tampoco. Maddy Myers, redactora del portal Kotaku, lo ha comprobado en sus propias carnes en un arrojo de temeridad, fascinación y labor periodística. Myers ha encargado dos productos que se anuncian como suplementos para mejorar las capacidades de coordinación y reacción en los jugadores, y los ha puesto a prueba jugando online a Street Fighter V. El resultado no ha sido muy bueno.

Su crónica se puede leer en Kotaku, donde cuenta con pelos y señales cómo ha obtenido estos dos productos con la idea de convertirse temporalmente en una diosa a los mandos, un ser superior al estilo de Bradley Cooper en la película Sin Límites. La realidad, en cambio, ha sido decepcionante. El primer producto que toma Myers se llama Androtox Complex, de la compañía Mannatech, y del que tuvo noticias a través de un email. Sin embargo, su compra es bastante farragosa y obliga a dar número de tarjeta de crédito, dirección postal y dirección de correo electrónico. Myers está dispuesta a lo que sea, así que formaliza la compra.



Cuando las cápsulas están en su poder, decide hacer una sesión de control para comparar el antes y el después. Su jornada regular con Street Fighter V a mediados de semana se salda con un 42% de victorias. Al día siguiente, la primera toma de Androtox le provoca malestar y naúseas durante hora y media, con lo que no tiene cuerpo para jugar. Al día siguiente, lo mismo. Es solo al tercer día, ya un viernes, cuando Myers se ve con fuerzas para ver si Androtox ha obrado milagros. Al parecer no, puesto que su ratio de victoria solo aumenta al 45%. La composición de Androtox incluye vitamina A e ingredientes indicados para regular el tránsito intestinal. Lo cual siempre está bien, pero no aporta mucho a un jugador, salvo que su dieta no sea la más indicada. Seguimos en la siguiente página.



El segundo producto se llama Stimpack y es un estimulante también en forma de cápsulas que contienen excitantes como la cafeína. Cuando Myers lo toma, nota un aumento de su ritmo cardíaco, por lo que decide monitorizarse. Sus latidos en reposo han pasado de 70 a oscilar entre 90 y 110. La redactora afirma que nota su mano temblorosa y que eso le hace difícil ejecutar los movimientos del juego, algo que refrenda en este vídeo:



Entre el aumento del pulso y los temblores, Simpack no hace muchas maravillas por Myers, que de nuevo no aprecia mejora alguna en sus dotes para Street Fighter V. Muy al contrario, ella misma afirma que por primera vez en mucho tiempo, jugar se le está haciendo un suplicio. La conclusión del experimento es, por tanto, de esperar. Las drogas para jugadores no son efectivas. Así que no las uses, y ya deberías saber por qué si jugabas a las recreativas hace 25 años. Porque los ganadores no usan drogas. 

Cerrar