Una subida de impuestos en Japón podría acabar con las máquinas recreativas en el territorio

El gobierno japonés ha decidido aumentar el impuesto que grava las máquinas recreativas de su país, con un aumento de un 3%, lo que implicaría tener que subir el precio de la partida en cada máquina, siempre que el propio salón de juegos no decida asumir íntegramente dicha subida. De esta forma, esta subida del 5 al 8 por ciento significaría incrementar de 100 yenes a 108 yenes, una cantidad que significaría ajustar todas las máquinas para aceptar el nuevo precio y el inminente enfado de los jugadores.

Entre otras propuestas para asimilar dicho incremento también se valora el aumentar la dificultad de los juegos, con el objetivo de que el usuario deba desembolsar más dinero para seguir jugando; o bien, pagar una especie de canon en caja cuando se entre o salga del salón de juegos. Otra posibilidad, poco probable, es que sean los propios salones los que asuman dicho incremento, según informan desde la web Kotaku.

Sea cual sea la medida que se tome, a elección de cada salón de máquinas recreativas, esto significaría la puntilla que podría acabar con este sector del mundo del videojuego, ya bastante perjudicado y que se mantiene mejor en territorio japonés que en otro lugares como el español, donde prácticamente ha desaparecido. Parece ser que ya será sólo un grato recuerdo eso de ir a un salón de máquinas recreativas a echar unas partidas.

Publicaciones relacionadas

Cerrar