Una tienda británica bordea la ley pidiendo a sus consumidores más dinero por mantener las reservas de PS4

¿Se puede pedir un rescate por una consola? Al parecer es lo que pretende la tienda británica SimplyGames, que ha llevado a cabo un movimiento que está trayendo cola. El comercio en cuestión, ante la posibilidad de que la primera oleada de unidades de PS4 se quede corta y haya escasez en las tiendas, está dando a elegir entre los clientes que han reservado la máquina de Sony las siguientes opciones: o bien aumentar su precio hasta un rango entre 415 y 470 libras (490€ y 530€) cuando la consola va a salir a 349 libras, o bien arriesgarse a quedarse fuera de los que reciban PS4 el primer día y esperar hasta fecha indeterminada. A cambio, el comercio les ofrecería packs de juegos no oficiales.

Un movimiento turbio que destapa Computer and Video Games y que el instituto Trading Standards confirma como ilegal: “Hay un contrato donde el precio está acordado en el momento de la entrega, como por ejemplo la compra de un coche nuevo tras una larga lista de espera. Aquí el vendedor no puede controlar el precio del producto meses después de que empiece la reserva. Esto es aprovechado. El vendedor está aumentando el importe esperando que la gente anule su reserva o pague más. En el primer caso, la pueden ofrecer de nuevo a un precio más alto a otro cliente”.

Aunque el director de SimplyGames, Neil Musprat, sigue en sus trece y afirma que la oferta seguirá en pie y que considera que todo se debe a “habladurías que han exagerado el asunto”, Trading Standards lo deja perfectamente claro: “Es ilegal y deberían intervenir las autoridades. Es una de esas ocasiones en las que se necesita intervenir para evitar que los consumidores sean estafados”. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar