Unos estudiantes franceses transforman una impresora 3D en una máquina de hacer tatuajes

Todos sabéis que hacerse un tatuaje es una de las ideas que a muchos se nos pasa por la cabeza en algún momento de nuestra vida. Después de dar muchas vueltas a si nos lo hacemos o no, el paso final es acudir a un profesional para que nos tatúe. Ahora, y gracias al portal Instructables, hemos tenido la oportunidad de conocer que un grupo de estudiantes franceses han llevado a cabo un curioso experimento, convirtiendo una impresora 3D en una máquina para hacer tatuajes.

Este híbrido es el resultado de un evento organizado por el Ministerio de Cultura de Francia, en el que todos los participantes tenían ocho horas para conseguir hackear un aparato electrónico. Un grupo de estudiantes se decidió por modificar una impresora 3D, añadiendo un lápiz a la máquina. Pero después estos quisieron llegar más lejos, y cambiaron el extrusor de la impresora por un instrumento capaz de tatuar la piel humana. Como podréis imaginar, este invento puede resultar sencillo en la teoría, aunque más complejo de aplicar a la práctica, aunque para estos chicos su invento no supuso un problema, ya que incluso apareció un voluntario decidido a probar este curioso artefacto y comprobar cómo funcionaba esta impresora 3D capaz de hacer tatuajes de una forma directa.

Por el momento no es más que un invento, pero no sería de extrañar que en el futuro existiesen máquinas capaces de hacernos tatuajes en casa, ¿os lo imagináis? A través de este enlace podéis echar un vistazo a todas las imágenes del invento. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar