Unos periodistas chinos tergiversan la vida de un jugador profesional de videojuegos para crear un drama

Mal trago el que ha tenido que pasar Wei Shanchuan, un jugón de tomo y lomo que ha ganado no pocos torneos nacionales de Defense of the Ancients, más conocido como DotA allá en su China natal, una serie de logros que le valieron una entrevista en uno de los medios de prensa escrita. Poco imaginaba Wei que lo que él esperaba ver como el relato de un joven entusiasta y su sueño de ser el mejor en su afición se vería transformado en el retrato de un perdedor adicto a Internet.

Porque así es como el pobre Wei Shanchuan quedó reflejado, tal como nos cuenta Kotaku, por este juntaletras que destacó algunos aspectos poco gloriosos de la trayectoria del campeón en la entradilla y el párrafo principal de la noticia. Por suerte, Wei, ganador de 20 torneos de DotA, 10 a nivel nacional, tuvo ocasión posteriormente de aclarar sus malentendidas palabras: “Cuando me entrevistaron dije a los periodistas que los e-sports me daban energía positiva, que tuvieron un gran efecto en mí, dándome el espíritu de no rendirme nunca”. Algo, precisamente, que choca con uno de los puntos achacados a Wei por su entrevistador: el de querer dejar los videojuegos: “Nunca dije que dejaría de jugar, lo que quise decir es que quería graduarme en la universidad y encontrar un trabajo. Los periodistas retorcieron mis palabras”.

La entrevista convirtió su vida en un drama, incluso en lo sentimental: “Quisieron hacer de mi vida una especie de drama romántico”. El énfasis en esta parte viene de supuestas deformaciones físicas causadas por jugar demasiado, algo que Wei afirma que “enfadó mucho a mi padre, tanto que comenzó a agitarse y a proferir maldiciones contra los periodistas”. Afortunadamente, Wei ha tenido ocasión de resarcirse y explicarse en Sina.com, donde espera que su mensaje original no pase desapercibido.

Publicaciones relacionadas

Cerrar