Usan proyecciones de Minecraft para acompañar una ópera

Los mundos ficticios de Minecraft, o mejor dicho, la capacidad de crear mundos ficticios en Minecraft con las posibilidades que ofrece el juego, ha hecho que el título de Mojang brille con luz propia en la sala Robert Miller Gallery de Nueva York. Durante los días 2 a 4 de mayo tuvo lugar la representación de la ópera de Maurice Ravel L’Enfant et les Sortilèges, una obra que gira en torno a un niño que se ve perseguido por los objetos y animales a los que ha maltratado en sus travesuras. Lo curioso es que para acompañar esta representación se proyectaron imágenes del mundo mágico de la historia recreado en Minecraft.

La empresa Bare Opera en colaboración con Voxelbox y la artista Kupo llevaron a cabo esta función que consiguió agotar los billetes en sus dos días. Buena parte de la clave de esta aceptación estuvo sin duda en esas creaciones de Minecraft, con entornos tan variados como un paisaje submarino, ríos de lava o un castillo flotante, pero la atención a los detalles de sus responsables fue más allá. Representada en una sesión contínua junto a El Hijo Pródigo de Debussy, previamente a L’Enfant et les Sortilèges se sirvió al público un refrigerio consistente en gominolas con formas de ositos, peces y gusanos, las clásicas que pueden encontrarse en cualquier kiosco, y refrescos de naranja, con el fin de que la audiencia “conectara con su niñez”. Si es que, por la falta de este tipo de detalles es por lo que no va más gente a la ópera…

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar