Valve recibe una demanda de 3 millones de dólares de una antigua empleada por discriminación

Valve, demandada por una antigua empleada

El mercado de videojuegos está plagado de empresas que parecen atraer la polémica de forma constante, y nunca pueden desprenderse de ella. Valve es sin duda una de ellas, que siempre está en el punto de mira de los medios por alguna razón, como es el caso actualmente.

Tal y como ha sacado a la luz el portal Polygon, una ex empleada de la compañía cumplimentó en 2012 una demanda en base a la cual solicita una indemnización de 3,1 millones de dólares, argumentando un despido improcedente basado en intolerancia transgénero. El caso parece remontarse varios años, cuando trabajaba traduciendo textos del departamento legal al castellano, y decidió someterse a una operación de cambio de género, que Valve aprobó y apoyó. De hecho, la compañía de Gabe Newell le permitió trabajar desde casa, pero modificó su contrato a un equivalente de los autónomos en España.

Según revela la denuncia, poco después, tras haber sufrido impagos de diversas tasas laborales, Valve despidió a esta empleada sin razón aparente, y la demandante asegura que se expresó la terminación del contrato de una manera muy despectiva, calificándola de “eso”. Según Valve, cuyo alegato puedes leer en este enlace, la empleada no sufrió daño alguno por parte de la compañía, por acción u omisión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar