Valve recibe una multa millonaria en Australia

Valve recibe una multa millonaria en Australia

Como un mal glitch en el motor de físicas, así de doblados se han quedado en Valve tras conocer la resolución de uno de sus frentes abiertos que le va hacer desprenderse de una suma nada desdeñable en concepto de multa. Las leyes de consumo australianas no ven con buenos ojos la política de reembolsos que Valve tenía en vigor entre 2011 y 2014, y por ello la compañía ha sido condenada por un tribunal de dicha nación a una sanción de 3 millones de dólares australianos, o lo que es lo mismo, 2,1 millones de dólares estadounidenses.

El palo le ha llegado a Valve después de que el tribunal del Juzgado Federal de Australia haya dictaminado que “incurrió en una conducta que era engañosa o inducía a error, o era susceptible de engañar o inducir a error” al publicar que los usuarios no tenían derecho a reembolsos de los importes de juegos comprados a través de Steam. Algo que choca de frente con la legislación de consumo del país oceánico.

Desde entonces, y como cuenta Kotaku, Valve ha rectificado e introducido una política de reembolsos que da derecho a que el usuario, si cumple ciertas condiciones para evitar el uso malintencionado de la cláusula, sí puede recibir de nuevo su dinero y perder para siempre el juego comprado de su biblioteca de Steam si no queda satisfecho. No obstante, las prácticas llevadas a cabo entre el 1 de enero de 2011 y el 28 de agosto de 2014 son suficientes para que el juez haya impuesto esta multa.

Además, la sentencia dictamina que Valve debe “establecer e implementar un Programa de Cumplimiento de la Ley Australiana asumido por cada empleado o persona correspondiente involucrada en el negocio para tratar con los consumidores autralianos”. Desde luego, en Australia parecen bastante sensibles con estos temas. ¿Qué te parece esta sanción?

Cerrar