Valve por fin dice toda la verdad sobre Half-Life 3

La compañía revela detalles muy importantes sobre la cancelación del juego en un documental.

Valve nos pilló a todos con el pie cambiado con el anuncio de Half-Life Alyx. Tras años y años de silencio, la compañía por fin lanzaba una nueva entrega, aunque destinada única y exclusivamente a la Realidad Virtual. Su presencia y su argumento han vuelto a poner sobre la mesa el eterno debate de Half-Life 3, uno del que por fin conocemos nuevos detalles. Y es que estuvo siendo desarrollado entre 2013 y 2014, pero el proyecto fue cancelado.

Sus creadores han hablado en un profundo documental firmado por Geoff Keighley. El padre del Summer Game Fest se ha metido hasta la cocina de la compañía para conocer algunos de los entresijos de sus últimos desarrollos. Gracias a esto, se ha revelado que el proyecto empezó a fraguarse en 2013 con el motor Source 2 como herramienta principal. Sin embargo, el engine todavía estaba desarrollándose y, aunque había buenas ideas para el proyecto, tuvo que desecharse finalmente.

Half-Life Alyx G Man
G-Man, todo un icono para Half-Life

La idea era aprovechar mecánicas de Left 4 Dead para reforzar la acción en el juego. Valve tenía previsto la creación de entornos y misiones de forma procedural, con un potente componente aleatorio para la generación de objetivos, edificios y enemigos. HL3 pediría al jugador seguir una determinada ruta, o varias, para poder seguir desarrollando la historia principal del juego. Un concepto interesante, que podría haber sido toda una bomba de relojería, pero que al final no llegó a buen puerto por problemas con el motor.

Así, antes de cerrarlo todo, Valve rescató las capturas de Frank Sheldon para dar vida a G-Man. A raíz de esa cancelación, el equipo se puso manos a la obra con Half-Life: Alyx, aunque no descarta volver a la tercera entrega principal, y menos viendo cómo acaba el juego VR.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar