¡Van Damme hará otra peli de Street Fighter si no participas en nuestro concurso!

Nos daba tanto miedo sacar nuestro nuevo, espectacular y súper secreto concurso del próximo lunes que si ayer le pedíamos autorización expresa al mismísimo Chuck Norris, hoy no podemos hacer menos con el gran Jean Claude Van Damme.

¿Que no hacía falta? Ya veréis como sí: en 1997, uno de los tíos más chungos del planeta, Steven Seagal, aseguró en una fiesta en la mansión de Silvester Stallone que podría “patearle el culo” a Van Damme con facilidad. Al enterarse Jean Claude, le pidió que lo demostrara en el jardín. Seagal abandonó la fiesta con el rabo entre las piernas. Luego Stallone aseguró: “Van Damme era demasiado fuerte, Steven Seagal no tenía nada que hacer con él”. Y lo dice la mismísima Wikipedia.

Con esto sería suficiente para daros cuenta de que en AlfaBetaJuega nos tomamos muy en serio nuestro nuevo súper secreto concurso del que iremos desvelando pistas día a día hasta el domingo.

Pero no es suficiente: Van Damme nos ha dicho que la única forma de hacer el concurso es que todos reconozcamos públicamente que se mereció una nominación al Oscar por interpretarse a sí mismo en la genial película JCVD (ojo, que estuvo en el festival de Cannes). Así que o accedemos a su petición o no podremos ni desvelar qué juego os vamos a regalar, ni regalarlo.

Además, nos ha amenazado con que, o se cumplen sus exigencias, o volverá a hacer una película de Street Fighter. Y nosotros no nos tomaríamos a broma a un tío del que se asegura se cortó los tendones de los abductores para poder abrir las piernas 180 grados. ¡Ah! ¿Alguien se acuerda del productor que le quitó el papel de Depredador a Jean Claude Van Damme por considerarle demasiado bajito? No, porque está muerto.  ¡Mañana os daremos otra pista sobre el concurso del próximo lunes!

En cualquier caso, os damos una última recomendación: si alguien osa desvelar el súper secreto de cuál va a ser el juego que regalaremos en los comentarios, no será Jean Claude Van Damme quien venga a mataros… sino ¡su mujer! Aquí debajo la tenéis.

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar