Varias universidades cuestionan la decisión de la OMS sobre el trastorno mental por videojuegos

Varias universidades cuestionan la decisión de la OMS sobre el trastorno mental por videojuegos

Este año la Organización Mundial de la Salud, OMS, pasó a considerar la adicción a los videojuegos como un trastorno mental. Una decisión un tanto polémica que ahora ha encontrado una réplica en este grupo de académicos de universidades como Oxford, Framingham o Estocolmo, así como de centros de entidades como el Departamento de Salud Mental del Johns Hopkins, entre otros. Todos ellos han lanzado un texto en donde ponen en tela de juicio la decisión de este organismo y en el que critican la base sólida de esta inclusión.

Los académicos que suscriben el texto aseguran que si bien la actitud de la OMS es importante, ya que los videojuegos son susceptibles de crear una dependencia en los individuos, no existe una base sólida que sustente estos argumentos. Los miembros de estas universidades sugieren que no hay suficientes estudios para poder dar con un cuadro clínico de esta enfermedad mental y que se precisarían nuevas investigaciones para poder catalogar la adicción a los videojuegos como enfermedad mental.

La falta de estas investigaciones, según los autores de este texto, puede desembocar en el diagnóstico erróneo del trastorno mental por los videojuegos. Por ello, si bien no niegan los beneficios de poder trabajar para solucionar esta dependencia, también explican que se precisa tener en cuenta el carácter heterogéneo de la población y la naturaleza de las distintas regiones del mundo antes de tomarse esta decisión por parte de la OMS.

Por este motivo, estos investigadores sugieren al organismo internacional que recapacite sobre este asunto y posponga la formalización de la inclusión del trastorno mental por los videojuegos en la Clasificación Internacional de Enfermedades. ¿Dará un paso atrás la OMS?

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar