Vender cartuchos de copia de videojuegos es ilegal en Francia

 

Francia se postula en contra de la piratería. Desde el 26 de septiembre la venta de cartuchos de copia de juegos de Nintendo DS, comúnmente conocidos como ‘R4’, es ilegal en el país vecino. La Corte de Apelación de París ha impuesto una multa de más de 460.000 euros a Divineo SARL y otras cinco compañías por la importación, venta y distribución de estos cartuchos, así como una compensación por daños y perjuicios a favor de Nintendo con un valor superior a los 4’8 millones de euros.

La decisión del segundo tribunal en rango de Francia representa un fuerte mensaje para las compañías francesas que comercian con estos dispositivos. Las personas que se encuentren practicando estas actividades se arriesgan a afrontar penas de cárcel, multas sustanciosas y la obligación de pagar daños y perjuicios a las compañías afectadas.

Esta sentencia alinea a Francia con otros países europeos, incluidos los Países Bajos, Reino Unido, Alemania, Italia y Bélgica, en los que también se han producido decisiones similares. También es consistente con otras decisiones judiciales que se han emitido a nivel mundial.

“Nintendo apoyó esta acción criminal no solo por el bien de la compañía, sino por el interés de sus socios desarrolladores, que dedican tiempo y dinero en el desarrollo legítimo de software para las plataformas de juego de Nintendo; y de los usuarios, que esperan los más altos estándares y la mayor integridad de los productos que llevan el nombre de Nintendo”, ha declarado Stephan Bole, director general de Nintendo Francia.

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar