Videojuegos con decisiones que cambiaban completamente la experiencia

Cada día que pasa tenemos ante nosotros más videojuegos que optan por ofrecernos no solo libertad de movimiento, sino también libertad de acción. Algunos nos dejan elegir el orden en el que completamos las misiones de la historia, mientras que otros nos permiten tomar decisiones que, lejos de ser cuestiones superficiales, son absolutamente fundamentales para definir cómo va a ser el resto de nuestra aventura en ese juego.

De ello precisamente es de lo que queremos hablarte en el día de hoy, pues lo que encontrarás en la lista que te dejamos a continuación es una selección de videojuegos con decisiones que cambiaban por completo la experiencia de juego. Algunos nos llevaban a uno u otro final, mientras que otros nos llevaban a diferentes escenarios dependiendo de las elecciones. Sin más dilación, aquí tienes nuestras propuestas.

The Witcher 2: Assassins of Kings

En la primera y segunda entrega de The Witcher el gran dilema estaba entre elegir a los humanos o a los scoia’tael. Pero era en The Witcher 2 cuando había un gran cambio. Dependiendo de si nos quedábamos con Vernon Roche o con Lorveth todo el segundo acto del juego lo viviríamos desde una u otra perspectiva. Horas y horas de juego desde un punto de vista distinto y con misiones completamente personalizadas.

Mass Effect

Aunque parezca imposible una de las grandes decisiones de la saga Mass Effect se daba en la primera entrega de la franquicia de BioWare. Estamos hablando del momento en el que debíamos decidir si salvar a Ashley Williams o a Kaidan Alenko. Nuestra decisión influiría en la segunda y la tercera entrega, pues el personaje que salváramos seguiría saliendo y el otro, evidentemente, ya no tendría esa oportunidad.

Until Dawn

Pocos videojuegos de decisiones tienen consecuencias tan inmediatas e importantes como Until Dawn. Cometer un error o una imprudencia con alguno de los personajes de la aventura seguramente nos privaría de su presencia durante el resto del juego. Puedes acabar con todos vivos o con todos muertos. De tus elecciones y de tu habilidad depende cuántos de estos jóvenes vivan para ver un nuevo amanecer.

Life is Strange

La elección final de Life is Strange es una de esas que te marcan de por vida. La cosa está bien clara: sacrificar Arcadia Bay para salvar a Chloe o sacrificar a Chloe para salvar Arcadia Bay. Sea cual fuere tu decisión está claro que alguna lágrima te caería por la cara, pues se trata de un final de infarto y cargado de emociones. Una tormenta de emociones, casi literalmente. Veremos cómo solucionan la papeleta para la segunda parte.

The Witcher 3

Volvemos con The Witcher, pues en la tercera y última entrega de la saga hay algunas decisiones que parecen no tener gran importancia pero que acaban definiendo nuestro final. Geralt terminará vivo hagamos lo que hagamos y el final se reduce a saber el destino de Ciri. Las posibilidades son que la joven de cabellos cenicientos muera, que viva y se convierta en la emperatriz de Nilfgaard o que viva y lo haga como una brujo.

Fallout 4

Mientras dedicábamos horas y horas a Fallout 4 nada parecía indicar que tendríamos que tomar una decisión tan importante en la recta final. El meollo de la cuestión estaba en decidir con qué bando queríamos terminar la aventura. Las opciones eran la Hermandad del Acero, el Instituto, el Ferrocarril o los Minutemen. La elección es difícil, pero lo bueno es que, a su manera, todos los finales son satisfactorios.

Undertale

Pocos videojuegos cambian tanto como Undertale de tomar unas u otras decisiones. El videojuego se define como un RPG que te permite no matar a nadie. Precisamente siguiendo esa vía es donde encontraremos la verdadera grandeza de la obra de Toby Fox, mientras que si optamos por jugarlo de una forma más convencional (matando a los enemigos) hallaremos una aventura, lógicamente, más convencional.

Publicaciones relacionadas

Cerrar