Videojuegos de terror basados en historias reales que ponen los pelos de punta

Videojuegos de terror basados en historias reales que ponen los pelos de punta

Aunque en el mundo de los videojuegos no es demasiado habitual, algunos títulos del ocio electrónico se basan en hechos reales para infundirnos un terror mucho más profundo y cercano. Y es que si un buen videojuego de terror logra ponernos los pelos de punta, imagina pensar que lo que estamos jugando (y sufriendo) ocurrió de un modo u otro en la vida real. Hoy queremos acercarte algunos ejemplos.

Lo que verás en la lista que te dejamos a continuación es una selección de cinco videojuegos que, de una u otra manera, están basados o inspirados en acontecimientos que tuvieron lugar en el mundo real. Sin más te dejamos con estas terroríficas propuestas para que cuando las juegues por ti mismo te generen una sensación de pavor todavía mayor. ¿Conoces alguna historia más que encaje en esta lista?

Kholat

Este título se inspira en los acontecimientos reales que tuvieron lugar en el llamado Pico de la Muerte, en el que varios escaladores rusos perdieron la vida de forma horrible en una expedición por los Urales. Algunos cuerpos jamás llegaron a encontrarse, por lo que a lo largo de los años se han generado múltiples teorías al respecto. Kholat es una teoría más y nos pone en la piel de un investigador que acude al lugar años después para tratar de arrojar algo de luz sobre un caso que sigue dando mucho que hablar a día de hoy.

Project Zero

Evidentemente nadie creerá que la historia de fantasmas que caen derrotados con nuestra cámara fotográfica es real, pero lo cierto es que el clásico de terror Project Zero (o Fatal Frame) tiene mucho más de inspirado en hechos reales de lo que parece. La mansión Himuro en la que se desarrolla el videojuego existió realmente, pero todo lo que la envuelve son leyendas urbanas japonesas. Hablamos de los ritos satánicos de los que se hablan en el juego, que realmente tienen algo de inspiración en hechos reales.

The Town of Light

Este videojuego del estudio independiente LKA.it es otro walking simulator que nos pone en la piel de una mujer que regresa a un manicomio en el que estuvo ingresada y en el que, a través de notas, irá descubriendo su pasado. La particularidad de The Town of Light es que el psiquiátrico en el que se ambienta es muy real, pues está fielmente basado en el Psiquiátrico Volterra de la Toscana, donde, para que te hagas una idea de cómo eran las condiciones, había dos retretes para cada 200 pacientes.

Stairs

El estudio sueco GreyLight Entertainment inició hace meses una campaña de Kickstarter que acabó fructificando en Stairs, un videojuego que nació como una prueba de concepto y que acabó siendo un título completo. En él interpretamos a un periodista que viaja a una fábrica abandonada en la que ocurrieron extraños acontecimientos para escribir un artículo que podría cambiar su vida. En el juego se nos cuentan diferentes historias entrelazadas, todas ellas con un trasfondo real y con toques de ficción.

Neverending Nightmares

El creador de Neverending Nightmares reconoció en su momento que su mayor inspiración para elaborar este videojuego fueron sus propios problemas mentales. En el título encarnamos a Thomas, un joven que se despierta cada noche para acabar comprobando que sigue soñando. A medida que avanza el juego las capas oníricas son más y más retorcidas, y aunque evidentemente nada de todo ello es real, se trata de un retrato de lo que tuvo que vivir en su momento el creador de la obra, que la desarrolló como forma de concienciar sobre las incomprendidas enfermedades mentales.

Cerrar