Videojuegos de terror que no dan ningún miedo

Videojuegos de terror que no dan ningún miedo

Durante la pasada generación de consolas fueron muy pocos los videojuegos de terror que llegaron a nuestros hogares. Las apuestas de los grandes estudios fueron por otra línea, generalmente la de los shooters en primera persona y el terror quedó relegado a un segundo plano. Afortunadamente en los últimos años eso ha cambiado, aunque no todo lo que nos ha llegado ha sido como habíamos esperado.

En ese sentido, hoy queremos hacerte llegar algunos videojuegos enmarcados en el género de terror pero que no consiguieron darnos ningún miedo, algo que seguro que sus desarrolladores no esperaban. Eso no quita, por supuesto, que podamos llevarnos algún susto repentino, pero está claro que estos juegos hubieran necesitado una dosis de mala leche para sorprender al usuario.

Five Nights at Freddy’s

Uno de los indies de moda en YouTube es mucho menos terrorífico de lo que parece a simple vista. Nuestra misión consiste en vigilar un local por la noche a través de las cámaras de seguridad. Diferentes robots animados tratarán de darnos algún que otro susto. Y lo logarán, pero una vez nos haya ocurrido en un par de ocasiones el juego pasará a ser aburrido y repetitivo.

Daylight

Zombie Studios consiguió lo que muchos pretenden: sobresaltar al jugador con una aparición repentina y su consiguiente subida de volumen. Sin embargo eso no era suficiente para que Daylight fuera un buen juego. Repetitivo, absurdo y con un rendimiento increíblemente deficiente se quedó muy lejos de ser lo que esperábamos.

Silent Hill Downpour

La saga Silent Hill se caracterizó en sus primeras entregas por un marcado terror psicológico que fue perdiendo conforme avanzaba la serie de Konami. Las entregas no numeradas comenzaron a incorporar elementos impropios de la franquicia y este Downpour es a conjunción de todos ellos: hay más QTE que momentos de miedo.

Resident Evil 4

Que nadie se asuste. Resident Evil 4 es un magnífico videojuego y uno de los más queridos dentro de la saga de Capcom, pero hay que reconocer que miedo daba bien poco. Esta cuarta parte dejó de lado el terror de las primeras y se centró en una acción mucho más directa que, dicho sea de paso, revolucionó el género.

The Walking Dead: Survival Instinct

La licencia The Walking Dead ha triunfado en los comics, en la televisión y en los videojuegos de la mano de Telltale. Sin embargo, la adaptación de Activision fue mucho peor de lo que hubiéramos querido. Gráfica y técnicamente deficiente, jugablemente repetitivo y narrativamente tedioso. No daba ningún miedo.

Amy

Considerado por algunos como una joya infravalorada, el juego independiente Amy se quedó a medias en muchas de sus promesas. La historia estaba a la altura, pero más que su desarrollo lo que daba miedo de este videojuego era la posibilidad de tener que repetir secciones enteras por culpa de la paupérrima inteligencia artificial aliada.

Deadly Premonition

Deadly Premonition es uno de los favoritos de un servidor. Su loca e intrigante historia compensan todos sus males: gráficos de otra época y jugabilidad desfasada. Sin embargo hay que reconocer que sus fases de terror daban poco (por no decir nada) miedo. Al menos narrativamente es un diez y altamente recomendable por ello.

Publicaciones relacionadas

Cerrar