Videojuegos en los que eras el villano sin saberlo

Videojuegos en los que eras el villano sin saberlo

Lo habitual en el mundo de los videojuegos, como pasa también en la literatura e incluso en el cine, es que lo veamos todo desde la perspectiva del héroe, del bien. La dicotomía que nos coloca al bien frente al mal ha sido, en la mayoría de ocasiones, la que ha hecho de motor de nuestras experiencias a los mandos y, por supuesto, siempre colocándonos en el mismo punto.

Pero no siempre ha sido así. En muchos juegos también se ha experimentado con eso de ser el tipo malo, meterse en el lado destructivo, pernicioso, el malvado que va por ahí sembrando el caos y haciendo daño a los demás. A veces se ha hecho de forma clara, señalándolo desde el principio e indicando que tu papel no es precisamente el bondadoso; otras, sin embargo, se han guardado las cartas para exponerlas al final y dejarte estupefacto frente a la pantalla.

En AlfaBetaJuega, hoy, vamos a repasar ambas caras de la moneda. Os hemos traído un listado con videojuegos donde el protagonista es el villano, tanto a conciencia como sin saberlo. No siempre hemos sido héroes colmados de bondades y esperanzas, y mucho menos en estos títulos que vais a ver a continuación.

 

Rampage

Da igual que seas un gorila, un lagarto o un hombre lobo gigantesco; como también da igual que seas un humano que ha mutado por culpa de unos experimentos. Te dedicas a destruir ciudades enteras mientras los militares te asedian, acabando con infinidad de vidas inocentes. No es que aquí seas un tipo bueno que se convierte en malo sin querer, o que hagas las cosas accidentalmente. Eres malo, muy malo, y lo sabes.

 

Destroy All Humans!

Solo hace falta leer el nombre de este videojuego para saber lo que te va a tocar hacer una vez te pongas a los mandos. En Destroy All Humans! encarnas a un alien con muy mala sangre. Tus armas no hacen más que aniquilar a humanos y algunas de ellas, además, con una crueldad que difumina la línea entre el sadismo y lo jocoso. Es ideal para descargar tensiones, pero que no se te olvide que eres el tipo malo aquí.

 

Postal

No sabemos con cuál quedarnos, si con el primer o el segundo juego de esta saga. El estudio Running With Scissors ideó un simulador de asesinatos en el que tenías total libertad para hacer lo que te diera la gana con la población. Postal 2, la secuela de esta idea, cambiaba el género por el Shooter y se volvía incluso más loco. Rastros de gasolina para prenderlo todo, «gatosilenciadores» y armamentos totalmente letales con los que aniquilar cualquier cosa que se moviera.

 

Braid

Braid te lleva durante toda su aventura en busca de una princesa a la que debes rescatar. Aquí la sutileza entra en juego, y es que no es hasta el final cuando descubres que no hay que rescatarla, que está huyendo, y que de quien huye es de ti. Tú eres el malvado monstruo para el que ha puesto tantas y tan concienzudas trampas. Un interesante giro a la más que manida historia de «príncipe rescata a princesa».

 

Mafia 2

En Mafia 2 tu papel es el de manejar a Vito Scaletta. Este hombre tiene una única meta en todo el juego, pasar de ser un miembro más de la Familia Falcone a convertirse en un Don de la mafia. Básicamente, tu meta en esta entrega es, además de superar la historia principal, hacer que este individuo pase a ser un malo entre los malos, un villano de manual.

 

Manhunt

Sangre y maldad en su más pura y cruel expresión. El jugador encarnaba aquí la piel de James Earl Cash, un preso bajo pena de muerte que debe masacrar a inocentes para conseguir su libertad y preservar la vida de toda su familia. Bajo este pretexto, debes grabar películas «snuff» en las que la dificultad te exige ser cada vez más cruel y sanguinario. ¿El fin justifica los medios?

 

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar