Videojuegos en los que la noche es más protagonista que el día

Videojuegos en los que la noche es más protagonista que el día

Una de las mayores grandezas del mundo de los videojuegos es que permite recrear cualquier mundo que pueda pasar por tu cabeza. Los desarrolladores de videojuegos lo han hecho desde que la industria diera comienzo hace casi medio siglo y ahora, gracias al increíble avance de la tecnología, nos ofrecen cada vez ambientaciones más espectaculares e inmersivamente sobrecogedoras.

En este sentido, aunque cada cual es libre de elegir, creemos que hay algunos videojuegos que son más indicados de jugar a una determinada hora del día. Es por ello que hoy queremos acercarte un listado de obras en las que la noche era más protagonista que el día y que, por tanto, creemos que son perfectas para ser jugadas en una buena sesión nocturna, ya sea solos o en compañía de amigos y familiares.

Until Dawn

Uno de los grandes exclusivos de PlayStation 4 en el pasado 2015 fue Until Dawn, una aventura de terror en la que las decisiones marcan cuáles de nuestros personajes sobreviven y cuáles mueren. Y todo ello solo durante el transcurso de una noche, por lo que, como imaginarás, la oscuridad es parte inherente del videojuego de Supermassive Games, que conseguirá ponerte los pelos de punta.

Resident Evil 7

El regreso de la franquicia de terror de Capcom está siendo una de las mejores experiencias de lo que llevamos de año. Y es que nuestro “agradable” paseo por la mansión de los Baker nos lleva casi siempre por entornos de lo más oscuros, y cuando al fin tenemos la oportunidad de salir al exterior nos topamos con la fría noche. Ver un rayo de luz en este juego es capaz de sacarnos una sonrisa.

Bloodborne

Otro de los grandes exclusivos que ha dejado la consola de actual generación de Sony ha sido Bloodborne, de From Software y muy ligado a la saga Souls. Nuestra misión en este videojuego es iniciar una cacería de bestias en la pavorosa noche de Yarnham, donde nuestro cazador no solo se las verá con criaturas temibles, sino con jefes gigantescos que harán que la oscura ambientación deje hasta de darnos miedo.

BioShock

Lo admitimos, en esta elección estamos haciendo algo de trampas. El primer BioShock se desarrollaba en la ciudad submarina de Rapture, por lo que la luz del Sol no llegaba a la ciudad de Andrew Ryan. Es por ello que Rapture vive sumida en la noche eterna, a lo que cabe sumar unos entornos de lo más lúgubres tan solo iluminados con luces artificiales que, en muchas ocasiones, se quedaban más bien cortas.

Alan Wake

Antes de saltar a la nueva generación con Quantum Break, la gente de Remedy nos deleitó con el brillante Alan Wake. En esta aventura un escritor en crisis viajaba a un pequeño pueblo junto a su esposa para recobrar la inspiración. Y vaya si la recobró, pero en el camino se quedó trastocado por los errores que tuvo que vivir en la terrible noche de Bright Falls. Para que te hagas una idea, nuestro mejor aliado era una linterna.

Inside

Los creadores de Limbo sorprendieron a todo el mundo hace unos meses con Inside, una nueva aventura plataformera en dos dimensiones y repleta de puzles en la que controlábamos a un niño que huía por motivos desconocidos. En nuestro viaje iremos conociendo a través de la narrativa ambiental lo que ocurre, pero mientras tanto estaremos resolviendo pruebas en entornos de lo más tétricos y oscuros.

Batman: Arkham Knight

Convertirnos en Batman siempre ha sido uno de nuestros mayores sueños y Rocksteady nos ha permitido cumplirlo con la saga Arkham. En Arkham Knight, la última de las entregas, todo se llevaba a un nivel más allá. El Caballero Oscuro es el justiciero de la noche, por lo que prácticamente la totalidad de la aventura transcurre en una Gotham plagada de oscuridad y nocturnidad. Una forma perfecta de pasar la noche.

Cerrar