Videojuegos modernos que te obligan a volver a empezar si mueres

Durante todos sus primeros años, la industria del videojuego no era como la conocemos hoy en día y narrar historias no era la prioridad de los desarrolladores. Por aquel entonces solo quería ofrecerse un entretenimiento intenso y breve y, por lo tanto, en caso de que no lográramos superar el desafío con las vidas que se ponía a nuestra disposición debíamos volver a comenzar desde el principio. Eso ha cambiado mucho.

Sin embargo, algunos videojuegos actuales siguen haciendo uso de esta técnica que a algunos les gusta por ofrecer un reto mayor y otros detestan porque no quieren tener que volver a hacerlo todo. Es la llamada muerte permanente o permadeath y hoy te queremos hablar de algunos videojuegos actuales que te obligan a recomenzar en caso de que mueras. Sin más dilación te dejamos con algunas de nuestras propuestas.

Zombi U

El título que originalmente vio la luz en Wii U y que más tarde aterrizó en consolas y PC tomó un camino similar al de Dark Souls, pero más salvaje. En caso de que nuestro superviviente muriera en este apocalipsis zombi perderíamos todo el equipo y deberíamos ir a por él con el siguiente superviviente. Si moríamos otra vez perderíamos todo el progreso, aunque las misiones ya hechas seguirían estando cumplidas.

Don’t Starve

Muchos videojuegos de supervivencia optan por la fórmula de la muerte permanente y Don’t Starve es uno de ellos. El objetivo del juego es ir construyendo un refugio para sobrevivir a las terribles noches y, sobre todo, para no morir de hambre. A medida que avanza el juego se va poniendo más complicado y precisamente la gracia de él está en resistir el máximo número de días posible sin sucumbir ante la terrible naturaleza.

Rogue Legacy

Los metroidvania, un género clásico donde los haya, no son importantes a día de hoy en producciones triple A, pero afortunadamente la escena independiente sigue apostando por propuestas de un tono más clásico. Rogue Legacy es un buen ejemplo de ello y, además de tener una gran dificultad, la muerte nos llevará a ver cómo nuestro personaje cae para siempre y deberemos volver a intentarlo desde el mismísimo comienzo.

DayZ

El videojuego online DayZ, evolución de la saga Arma, nos situaba de lleno en un mundo repleto de zombis con ganas de comernos y de otros supervivientes controlados por jugadores reales que podían darnos la puñalada trapera en cualquier momento. Una simple herida haría que nos desangráramos hasta morir, de modo que perderíamos todo nuestro equipo. Regresando al lugar de la muerte aún podríamos recuperarlo todo.

The Witcher 2: Asssassins of Kings

Nuestras dos últimas propuestas son algo diferentes. Comencemos por The Witcher 2. En la segunda entrega de la fantástica saga de CD Projekt RED podíamos elegir una dificultad cuyo nombre lo decía todo: locura. No solo los enemigos eran poderosos y resistentes, sin que morir significaba perder la partida, pues no podíamos volver a cargar ninguno de nuestros guardados. Un reto a la altura de muy pocos jugadores.

Doom (2016)

Es el mismo caso que el de Doom, concretamente el del reboot del año 2016. Y es que en la dificultad máxima, llamada Ultra Pesadilla, nos encontraríamos ante tal vez el mayor desafío de nuestras vidas. Doom no es un videojuego sencillo, pero si eliges esta dificultad puede que dures muy pocos minutos. Incluso a id Software le costó poder pasarse el juego en esta dificultad. Si morías tenías que volver a empezar.

Cerrar