Videojuegos para llevar mejor la depresión posvacacional de Navidad

Las navidades han llegado a su fin, y no hay peor forma de concluir que con ese lunes que tantos bostezos y desgana provoca. Tanto los que estudian como los que trabajan se han tenido que volver a enfrentar hoy a los despertadores, a los apuntes, a las tareas… En definitiva, a esa rutina que había quedado olvidada entre comilonas, quedadas, panderetas, villancicos y regalos.

En Alfabetajuega queremos mirar por vosotros y os vamos a echar un cable para que este lunes no os pese tanto. Hemos hecho una selección de videojuegos para levantaros el ánimo, para que desconectéis por completo y disfrutéis de una buena sesión de juego mientras os olvidáis de toda esa monotonía que os mira directamente a los ojos. Ya sea a tiros en mitad del infierno como plantando cebollas patatas, estos títulos os van a servir para cambiar el chip. Garantizado.

Super Mario Odyssey

No hay nada como dejarse llevar por las aventuras de un fontanero (perdón, exfontanero) para desconectar de todo. Super Mario Odyssey tiene todo lo que necesitas para desconectar y cambiar el chip sin darte cuenta: plataformeo accesible, un aire totalmente simpático y personajes a los que manejar para saltar, atacar o hacer lo que te plazca. ¿El único problema? Que con tanto viaje entre reino y reino te recuerde a ese que hiciste por vacaciones; pero no hay nada que no se pueda arreglar a golpe de Cappy.

Stardew Valley

A veces lo mejor es relajarse un poco. Imagina tener tu propia huerta, cuidarla, plantarla, regarla, colmar de amor a esas patatas que sembraste y ya están creciendo. Stardew Valley es un juego perfecto para que tu cabeza se vaya por completo. Su atmósfera tranquila, la sensación que transmite constantemente y la libertad de campar a tus anchas para hacer tareas simples, tan rutinarias y, a la vez, tan complacientes, es ideal. Eso sí, gasta cuidado con los enemigos que puedan aparecer, que esto va de relajarse, pero nunca está de más soltar algún palazo.

South Park: Retaguardia en Peligro

Humor sin miramientos, sin complejidades y cargado de una simpleza y vulgaridad que no falla. South Park: Retaguardia en Peligo es un título RPG con algunos mecanismos bastante complejos, pero el toque humorístico tan propio de la serie no pierde nada de fuerza aquí, y eso es lo mejor que puedes hacer para desconectar por completo de la rutina que se ha abalanzado sobre ti sin piedad alguna. Si te gustan las bromas deslenguadas y cargadas de descaro, la mejor terapia para este lunes es una buena sesión con los superhéroes de este South Partk. Vas a salir como nuevo y puede que con algún dolor de tanto reírte.

Grand Theft Auto: Online

¿Y si te dijéramos que puedes hacer lo que te dé la gana? Coge un coche y vete por ahí, cuélate en una base militar y pilota un caza o, simplemente, ve por la calle sembrando el caos tanto solo como con amigos. Grand Theft Auto V funciona también para esto, pero su faceta online es mucho más versátil y puede dar pie a situaciones muchísimo más locas. Junta a varios colegas y poneos a «hacer el cabra» un rato, así liberas tensiones y te lo pasas bien con amigos.

Rayman Legends

Aquí, jugar con amigos también hace que la experiencia gane enteros. Rayman Legends es un juego rápido, que puede ser tremendamente satisfactorio y que cuenta con una atmósfera relajante a la par que divertida. Si sois varios, podéis tomaros los niveles de otra forma, como el lugar perfecto para fastidiaros un poco y pasarlo bien haciendo la puñeta al prójimo, o también aprovechar ese fútbol a puñetazo para reventar el balón sin complicaciones. 

Mario + Rabbids: Kingdom Battle

Seguimos con el universo Rayman para mirar a otro título que comparte algo con él. Los Rabbids son más simples que el mecanismo de un botijo, pero tienen tanta cara dura y están tan locos que son capaces de hacerte reír sin dificultades. Combina eso con unos combates que, a la larga, se van haciendo más exigentes, y tienes algo que no solo te divierte, sino que te engancha hasta el punto de atraparte. Se te pueden pasar las horas con facilidad y, cuando quieras darte cuenta, se te habrá olvidado que es lunes y que las navidades se han acabado.

DOOM

Demonios, disparos, frenesí y casquería. Como terapia antiestrés, DOOM debería figurar encabezando la lista de tratamientos. Coge el mando o el teclado y el ratón y métete en la piel del Doomguy durante unas horas. La sesión que te espera solo puede definirse como acción desenfrenada. No hay más, no hay historias que te compliquen ni puzles intrincados. Sois tú, tu arsenal de armas y un montón de enemigos esperando a que los destroces vilmente. Mucho más rápido, relajante y mejor que romper jarrones, sobre todo porque no te cuesta tanto dinero. Piensa que cada uno de los que sale por pantalla se llama lunes, verás como incluso surte más efecto.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar