Videojuegos perfectos para perder el tiempo

Seguro que alguna que otra vez te has encontrado ante una de esas situaciones de aburrimiento extremo y en las que no sabes a qué dedicar tu tiempo. Puede que estés en tu casa y se te haya caído la conexión a internet, que estés fuera esperando a alguien que no aparece o simplemente que no encuentres esa nueva aventura a la que dedicar tu tiempo. No te preocupes, pues siempre hay algún videojuego con el que perder el tiempo.

De ello precisamente es de lo que queremos hablarte en el día de hoy, pues lo que encontrarás en la lista que te dejamos a continuación es una selección de videojuegos perfectos para perder el tiempo. Ojo, perder el tiempo no tiene por qué ser algo malo, sino que se trata de obras que nos ayudan a pasar esos ratos aburridos y a las que, cuando nos demos cuenta, habremos dedicado un par de horas en un abrir y cerrar de ojos.

Tetris

Un clásico entre los clásicos y tal vez el videojuego más jugado de todos los tiempos. El Tetris es un fenómeno mundial de la cultura popular y todo un éxito todavía a día de hoy. En cualquier dispositivo móvil te puedes descargar una de las decenas de versiones que hay y comenzar a jugar una partida que, si se te da bien, puede ser absolutamente interminable. Seguro que cuando vayas a batir tu récord tienes que dejarlo. Siempre pasa.

Chrome sin conexión

Puede parecer absurdo, pero esos momentos en los que se te ha caído la conexión mientras navegabas en Google Chrome ya no son tan aburridos como antaño. Si pulsas la barra espaciadora se activará el videojuego del dinosaurio, que consiste en saltar diferentes obstáculos. No existe cosa más simple (ni tampoco tiene nada de novedoso), pero cuando internet falla no hay nada más divertido que este simpático minijuego.

Minecraft

Si quieres dedicar tus ratos muertos a algo más elaborado deberías darle una oportunidad a Minecraft si todavía no lo has hecho. Picar, cortar, cavar, recolectar y construir nunca fue tan divertido como en la obra de Mojang. Si lo tuyo no es la exploración sencillamente te puedes dedicar a recrear algún lugar que te guste o a crear uno desde cero, al más puro estilo de las secuencias oníricas de Origen de Christopher Nolan.

Stardew Valley

Muy en la línea de la recolección de Minecraft tenemos el reciente Stardew Valley, que nos invita a hacernos cargo de una granja en horas bajas y a la que tenemos que devolver a su antiguo esplendor con trabajo y sacrificio. Pero ese esfuerzo es sumamente divertido, sobre todo cuando empezamos a relacionarnos con otros personajes del pueblo y podemos incluso llegar a tener romances con algunos de ellos.

Los Sims

Cualquier jugador que tenga en su colección un videojuego de la saga Los Sims habrá pensado que no hay mejor manera de pasar una tarde aburrida que introducir el juego y crear una nueva familia. No importa si tratas de hacerla parecida a la tuya, imaginas una vida diferente o creas una completamente alocada. Ver a los sims en acción consiguiendo nuevos empleos y padeciendo en su día a día es un placer de este mundo.

Pac-Man

Antes hemos hablado del Tetris y no podemos olvidar otro de los grandes clásicos de la historia de los videojuegos. Estamos hablando de Pac-Man o el Comecocos para los menos angloparlantes. Le llames como le llames es un título perfecto para matar el tiempo y un divertimento difícil de igualar. Tiene más dificultad que otras obras de la lista, pero siempre es tan entretenido como desafiante volver a enfrentarnos a esos simpáticos fantasmas de colores.

Buscaminas

Estás con el ordenador encendido, no sabes qué hacer y te pones a rebuscar en la carpeta de juegos que van preinstalados. Y sí, le llega el turno al Buscaminas. Muchos nunca han entendido la mecánica jugable de este juego y sin embargo le han dedicado cientos de horas intentando limpiar todo un nivel sin hacer explotar las bombas. Es frustrante, complicado y requiere concentración, pero nos hace perder el tiempo de una forma deliciosa.

Cerrar