Videojuegos que casi se fastidian por una sola escena

Videojuegos que casi se fastidian por una sola escena

No importa lo bueno que sea un videojuego o lo querido que sea por sus fans, pues si los desarrolladores cometen un solo error se le estará recordando de por vida. A lo largo de los últimos años ha ocurrido en múltiples ocasiones y nada hace indicar que vaya a dejar de hacerlo. Estos errores pueden deberse a glitches, a guiones mal planteados, a una ejecución poco acertada o incluso a una mala actuación del actor de doblaje.

De todo ello queremos hablarte en el día de hoy, pues lo que encontrarás a continuación es una selección de videojuegos que casi se fastidian por una sola escena en particular. Como siempre, estas no son más que nuestras propuestas personales y subjetivas, de modo que nos encantaría que nos dejaras las tuyas propias a través de la caja de comentarios para que complementes nuestra lista y generemos debate con otros lectores.

Heavy Rain


Empezaremos haciendo un poco de trampa, pues en Heavy Rain hay dos escenas que nos sacan de la historia. La primera de ellas es la de Ethan Mars persiguiendo a su hijo Jason en un centro comercial y diciendo su nombre con una entonación espantosa. La segunda es la de la famosa escena de sexo entre Ethan y Madison, en la que somos nosotros mismos los que debemos ejecutar QTE para poder proceder al acto sexual.

Mass Effect 3

La falta de valentía al plantear las escenas de sexo en los videojuegos es uno de sus grandes problemas en la actualidad. En Mass Effect 3 encontrábamos uno de los más ridículos que recordamos. Nos referimos a la escena de romance de la comandante Shepard y Samantha Traynor, que comparten una erótica ducha. Aparte de unos movimientos exagerados y peliculeros, no debemos pasar por alto que Shepard se metía con ropa en la ducha. Claro que sí.

Final Fantasy X

¿Ya sabes a lo que nos referimos, verdad? Correcto, estamos hablándote de la risotada de Tidus en Final Fantasy X. Puede que en el juego tuviera su sentido, pues quería relajar a Yuna, pero la actuación se ve tan sumamente forzada que cada vez que la escuchamos no podamos hacer otra cosa que enrojecer debido a la vergüenza ajena que nos provoca. Mítica y lamentable al mismo tiempo, jamás la olvidaremos.

Resident Evil 5

Los brazos de Chris Redfield en Resident Evil 5 eran tan grandes como el torso de una persona normal, pero lo del final del juego pasaba de castaño oscuro. Y es que el protagonista del videojuego (aunque en este caso si fue arruinado no fue solo por culpa de esto) decidía empezar a dar puñetazos a una toca del doble de su tamaño para poder abrirse camino hasta Sheva y Wesker. Lo peor de todo es que lo acababa consiguiendo.

Sonic the Hedgehog (2006)

Los más recientes videojuegos del erizo azul más popular de todos los tiempos no han sido santo de devoción de los fans acérrimos de las entregas clásicas, pero en el Sonic de 2006 se tocó fondo. El juego tenía cosas muy positivas, pero todo se venía abajo cuando sus responsables, para satisfacer a los fans, decidían que la Princesa Elise (una humana) besara en los labios al erizo Sonic. Seguimos sin encontrarle el sentido.

Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots

Para empezar, que en Metal Gear Solid 4 surgiera una chispa de amor entre Meryl y Akiba de una forma tan repentina era algo que asombró a muchos. Pero más todavía lo hizo ver cómo ambos se juraban amor eterno en medio de un tiroteo contra decenas de enemigos que resolvían haciendo acrobacias de lo más extravagantes. Nos encanta el videojuego, pero al bueno de Hideo Kojima se le fue la pinza con esa secuencia.

Publicaciones relacionadas

Cerrar