Videojuegos que consiguieron salvar a sus sagas

A lo largo de la historia ha habido muchas franquicias de videojuegos exitosas que han arrastrado a multitudes y enganchado a miles de aficionados en todo el mundo. Sin embargo, y por motivos muy diversos, muchas de esas sagas han terminado perdiendo fuelle y casi han acabado siendo extinguidas. Afortunadamente, de un modo u otro consiguieron sobrevivir y precisamente de ello queremos hablarte en el día de hoy.

Y es que lo que encontrarás en la lista que te dejamos a continuación es una selección de videojuegos que consiguieron salvar a sus franquicias cuando parecían haber caído en el olvido o parecían estar en un bache importante. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas y te invitamos a que nos dejes las tuyas propias a través de la caja de comentarios para que nos ayudes a complementar nuestra lista de propuestas.

Assassin’s Creed: Origins

Ubisoft sabía que Assassin’s Creed no estaba en su mejor momento y por ello decidió darle dos años de margen para poder volver a hacer algo grande. Origins ha llegado hace unos días y ha demostrado que la espera merecía la pena. El nuevo título de la saga nos ha hecho olvidar de un plumazo todos los borrones de años anteriores y nos ha hecho recordar por qué amamos tanto esta franquicia. Que siga por muchos años.

Alien Isolation

La saga cinematográfica Alien ha tenido multitud de adaptaciones al mundo de los videojuegos. Algunas con mucho éxito y otras con menos acierto. Veníamos de jugar al infame Aliens: Colonial Marines, de modo que Alien Isolation fue todo un alivio para los fans de la franquicia. Su continuidad está en el aire por el escaso éxito comercial, pero a nivel de crítica fue estupendo y considerado uno de los mejores juegos de 2014.

Wolfenstein: The New Order

Precisamente también en ese 2014 pudimos disfrutar del regreso de B.J. Blazkowitz con Wolfenstein: The New Order. La saga Wolfenstein había sido muy exitosa en la década de los 90, pero nada hacía indicar que su regreso sería tan bien recibido. The New Order fue un reboot majestuoso que ha continuado recientemente con Wolfenstein II: The New Colossus, que es incluso mejor que la entrega anterior. Y nosotros que nos alegramos.

Fallout 3

Cuando Black Isle dejó de producir videojuegos de la saga Fallout los fans del RPG isométrico se entristecieron. Lo que no sabían es que lo mejor estaba por llegar. La franquicia cayó en manos de Bethesda, que dio un giro de tuerca y la convirtió en un RPG de acción que se ha transformado en uno de los referentes del género en la actualidad. Fallout 3, New Vegas y Fallout 4 son videojuegos que no te puedes perder.

Resident Evil 4

No cabe duda de que las tres primeras entregas de Resident Evil son auténticas obras maestras, pero la saga había caído en un bache del que no sabía cómo salir. Ni siquiera el maravilloso remake de la primera parte había sido exitoso comercialmente, de modo que Capcom echó el resto en Resident Evil 4. Dio un volantazo a los estándares de la franquicia y convirtió al videojuego de terror en un clásico instantáneo del género.

Doom (2016)

De un modo muy similar a lo que ocurrió con Wolfenstein, Bethesda decidió recuperar otra de sus franquicias shooter en primera persona clásicas. El Doom de 2016, como Wolfenstein: The New Order años atrás, fue un auténtico pelotazo y exactamente lo que la saga necesitaba tras tanto tiempo en el ostracismo y casi cerca de la extinción. La otra gran saga de la época, Quake, de hecho también ha regresado en buena forma.

Call of Duty 4: Modern Warfare

En sus tiempos de PlayStation 2 la saga Call of Duty no era lo que es hoy en día, pero lo comenzó a ser con Call of Duty 4: Modern Warfare. La llegada a la nueva generación hizo que la franquicia de Activision alcanzara un estatus de videojuego imprescindible que no ha dejado hasta el día de hoy. Cada año tenemos una nueva aventura y siempre es igual de divertida, especialmente si la jugamos en compañía de amigos.

 

Cerrar