Videojuegos que desperdiciaron una gran idea

Videojuegos que desperdiciaron una gran idea

Aunque a todos nos gustaría que todos los videojuegos aprovechasen al máximo sus ideas lo cierto es que se trata de una quimera, de un sueño imposible. Por unos u otros motivos siempre hay títulos que pintan realmente bien y que acaban quedándose en tierra de nadie y satisfaciendo a muy pocos de los usuarios. De ello precisamente es de lo que queremos hablarte hoy en nuestro nuevo artículo en forma de lista.

Y es que lo que encontrarás a continuación es una selección de recientes videojuegos que tenían una gran idea detrás de ellos y que la acabaron desperdiciando. Sobre el papel nada podía fallar, pero lo cierto es que acabó haciéndolo. Sin más dilación te dejamos con algunas de nuestras propuestas, no sin antes invitarte a que nos dejes las tuyas propias en la caja de comentarios para generar debate con otros lectores.

Watch Dogs

La segunda entrega de Watch Dogs solucionó muchos de los problemas del primero, pero para algunos la reputación de la franquicia ya estaba dañada por una decepcionante primera parte. En la piel de Aiden Pearce podíamos hackear todo cuanto quisiéramos para vengar a nuestra familia, pero el downgrade, un protagonista poco carismático y una historia con menos chispa de la esperada lastraron el videojuego de Ubisoft.

The Walking Dead: Survival Instinct

Tener entre manos una licencia de la talla de The Walking Dead y hacer un product que no esté a la altura debería ser pecado. Eso es precisamente lo que ocurrió con Survival Instinct, un título en el que controlábamos a Daryl Dixon y en el que debíamos hacer un viaje en coche deteniéndonos para buscar suministros y combustible. El juego era repetitivo, gráficamente pésimo y una colección de clichés difícil de aguantar.

Assassin’s Creed 3

La saga Assassin’s Creed ya no atravesaba su mejor momento tras el irregular Revelations, pero la tercera entrega debía ser la redención. No lo fue. Un final extraño, un protagonista olvidable y una localización desperdiciada. La Guerra Civil americana merecía más honores y no ser un simple telón de fondo por el que Connor pudiera pasearse por todos los escenarios históricos sin razón argumental que lo sostuviera.

BioShock 2

El primer BioShock fue tan sumamente redondo que hacer una segunda entrega era todo un riesgo. Para más inri el trabajo no corrió a cargo de Irrational Games, lo que se notó en el resultado final. BioShock 2 era similar en concepto a la primera parte, pero la historia tenía mucha menos mordiente y las novedades resultaron totalmente insuficientes. Al final nos quedamos con un juego mucho peor que la primera parte.

Beyond: Dos almas

Quantic Dream venía del brillante Heavy Rain. David Cage contaba con Ellen Paige y Willem Dafoe. ¿Qué podía salir mal? Beyond: Dos almas proponía una genial historia de ciencia ficción con toques de drama, terror y thriller, pero su gran problema fue que la obra era mucho menos sorprendente de lo que cabía esperar. Para colmo, el final del juego no dependía de las decisiones que habíamos ido tomando, sino de una última ramificación.

Pokémon GO

De acuerdo, Pokémon GO no lleva ni un año entre nosotros, pero lo cierto es que ha conseguido defraudar a mucha gente. La idea inicial era maravillosa y en realidad lo sigue siendo. El problema es que las novedades no han llegado al ritmo esperado y el título de Niantic Labs se ha quedado estancado como un videojuego incompleto. Las cosas todavía pueden cambiar. Todo depende del empeño de la compañía americana.

Battleborn

Los creadores de Borderlands querían hacer un alocado shooter multijugador y tuvieron la mala fortuna de toparse con Overwatch. El juego de Blizzard triunfó y Battleborn se estrelló. Lo cierto es que se trata de un videojuego la mar de divertido, pero no tenía nada que hacer contra Overwatch. Otro momento de lanzamiento hubiera sido determinante para poder encontrar su hueco, pero llego casi simultáneamente.

Publicaciones relacionadas

Cerrar