Videojuegos que funcionaban gracias a absurdas coincidencias

Videojuegos que funcionaban gracias a absurdas coincidencias

El argumento y la vertiente narrativa se han vuelto con el paso del tiempo en uno de los aspectos más importantes del mundo de los videojuegos. Y es que a muchos ya no nos vale con pasar un rato entretenido, sino que necesitamos que se nos cuente una historia que nos mantenga pegados a la pantalla durante las horas que dure el título. Sin embargo, hay algunos juegos con grandes guiones que patinan en momentos concretos.

Se trata de “trampas” de guion que hacen que todo funcione gracias a coincidencias que tenemos que pasar por alto para que no se nos saque de la trama. Sin más dilación, en la lista que te dejamos a continuación podrás ver algunos ejemplos de a lo que nos estamos refiriendo, pero como siempre te invitamos a que nos dejes otras propuestas que se te ocurran a ti en la caja de comentarios para debatirlas con otros lectores.

Uncharted 3

La saga Uncharted siempre ha destacado por su buen guion, pero debemos decir que la tercera entrega abusaba demasiado del recurso de “tiene que ser eso”. Cuando Drake, Sully y Cutter llegaban al escondrijo de Marlowe, Nate aseguraba que la Cierva Dorada que buscaban debía estar en esa sala. Cutter proponía una alternativa más sólida, pero Drake ya se había decidido. Hasta hace unos segundos desconocía la existencia de esa estancia, pero ahora estaba convencido de que lo que buscaban tenía que estar ahí. Y acertó, claro.

Pokémon

Aunque en Sol y Luna la cosa al fin cambió, lo cierto es que a lo largo de toda la saga Pokémon nos hemos topado con un problema y una coincidencia del todo desagradable para nosotros. Y es que daba igual qué criatura inicial escogiéramos, pues nuestro máximo rival en el juego siempre escogería la que más inconvenientes nos fuera a crear. ¿Que quieres al tipo fuego? Pues él se coge al tipo agua. Y así siempre.

Assassin’s Creed

En cualquier entrega de la saga Assassin’s Creed nos topamos con una feliz coincidencia: nuestro héroe va a conocer a todos los personajes populares de su época. Ezio conoció a Da Vinci, Borgia o Maquiavelo; Connor conoció a George Washington o Benjamin Franklin; y Jacob y Evie Frye conocieron a Marx, Darwin, Dickens o incluso a la mismísima Reina Victoria. Todo muy natural, vaya.

Dishonored 2

El título estrenado a finales del pasado año nos dejó con una duda de lo más interesante. Al comienzo del juego la emperatriz Emily Kaldwin es traicionada y expulsada de su trono. Da igual a quién elijas (si a Corvo o a la propia Emily), pues cuando escapes del lugar habrá un barco esperándote con Meagan Foster en su interior. Esta mujer tiene un enorme sentido de la oportunidad, pues ella no tenía ninguna pista de cuándo se iba a producir el acontecimiento que lo desataría todo.

The Elder Scrolls IV: Oblivion

El videojuego de Bethesda Oblivion empezaba con nosotros dentro de una celda. Debíamos escapar y, vaya casualidad, la ruta de escape de la prisión estaba estratégicamente situada precisamente dentro de nuestra celda. No nos quejaremos de lo maravilloso que es todo lo que llega después, pero el comienzo de Oblivion está tan cogido por los pelos que cuesta tomárselo en serio.

Fallout: New Vegas

Aunque este título también es de Bethesda, el mérito del “coincidente” inicio se lo debemos a Obsidian, sus desarrolladores. Y es que un tipo llamado Benny nos disparaba en la cabeza, pero no moríamos. Un robot llamado Victor nos encontraba justo a tiempo y nos llevaba al pueblo cercano donde, adivina, había un neurocirujano capaz de sacarnos la bala y devolvernos a la vida. Qué cosas tiene la vida.

Cerrar